REAL VALLADOLID

Sekou vuelve a ser decisivo para el Fuenlabrada

Sus tres goles post-parón han supuesto ya seis puntos para los madrileños. Así le fue al resto de cedidos del Real Valladolid la última semana.

Valladolid
0
Sekou vuelve a ser decisivo para el Fuenlabrada
CF FUENLABRADA

La vorágine de partidos en la que se halla inmerso el Real Valladolid encuentra parangón en la situación de gran parte de sus cedidos, cuyos equipos acumulan también encuentros cada pocos días. De cuantos se jugaron esta última semana, brilló una actuación por encima de las demas: la de Sekou Gassama, que volvió a ser decisivo para el Fuenlabrada.

El delantero hispano-senegalés marcó un doblete que dio tres nuevos puntos a su equipo, seis desde la reanudación de la Segunda División, y los seis gracias al de Granollers. En esta ocasión dio cuenta del Numancia con dos golazos (como se puede ver aquí): el primero, un zurdazo al palo contrario después de revolverse bien en el área; el segundo, con la derecha, de nuevo, desde el pico de área, y tras un magnífico recorte.

Con estos dos tantos, Sekou lleva nueve en la temporada, sumando los seis que hizo con la camiseta del Almería y el que marcó el pasado fin de semana al Tenerife, también decisivo para el Fuenlabrada, con el que ha asomado en la titularidad desde la llegada de Juan Ramón Sandoval, excepción hecha del partido de entre semana contra el Rayo Vallecano, cuando salió en la segunda mitad para disputar los últimos 17 minutos.

La 'pantera' dio cuenta de otro blanquivioleta como es Álvaro Aguado, que disputó 45 minutos con el Numancia. El centrocampista andaluz jugó por primera vez desde que el fútbol ha vuelto y cosechó otro resultado adverso, tónica a la que desgraciadamente se ha acostumbrado desde que llegó a Los Pajaritos. No en vano, la última victoria rojilla data del 18 de enero... cuatro días antes de que él llegase a Soria. Esta mala senda coloca a los numantinos al borde del abismo.

En este se encuentra ahora mismo el Real Racing Club de Moi Delgado, que volvió a caer en El Sardinero, en esta ocasión, por 1-2 frente al Tenerife. Por segunda jornada consecutiva, José Luis Oltra dejó durante todo el choque en el banquillo al lateral izquierdo, que vio a su equipo ir de menos a más hasta quizás merecer el empate en el tramo final. El conjunto santanderino, sin embargo, terminó cayendo y sigue siendo colista a nueve puntos de la salvación.

Mismo resultado, 1-2, vivió Marcos André en el derbi castellano y leonés entre Mirandés y Ponferradina, en el que los burgaleses vieron frenado el avance que les había llevado hasta posiciones de playoff. Después de jugar 82 minutos y hacer gol al Numancia (el noveno), así como de completar la victoria a domicilio ante el Huesca, el brasileño entró en la segunda mitad, con el 1-1 en el marcador. Y lo intentó, pero una chilena de Pablo Valcarce provocó el triunfo berciano.

Por su parte, El Hacen tuvo que lamentar desde casa una nueva derrota del Lugo, que devuelve a los gallegos a los puestos de descenso. El mauritano se mantuvo invicto en sus cinco primeros partidos con los lucenses, marcando tres goles y permitiendo que su equipo sumase nueve puntos, los últimos, hace una semana frente al Racing. Sin embargo, fue expulsado contra el Zaragoza entre semana, cosechó su primera derrota (1-3) y cumplió sanción en la derrota por 1-0 frente a Las Palmas.

Mejor le fueron las cosas a Luismi con el Real Oviedo, ya que formó parte del once inicial de 'Cuco' Ziganda en el derbi asturiano contra el Real Sporting en el Molinón-Enrique Castro 'Quini', en el que el conjunto carbayón salió ganador (0-1). Después de varios partidos un tanto discretos (lleva jugando de titular desde la reanudación), fue de menos a más y cuajó una buena segunda mitad, bajo el espejo de Tejera, que se echó en ese periodo el equipo a las espaldas.

El último cedido con minutos, a falta de que Chris Ramos dispute en julio el playoff de ascenso a Segunda División, fue Anuar, que volvió a tener protagonismo en las filas del Panathinaikos. El ceutí jugó el 'derbi de los eternos enemigos' contra el Olympiakos, que salió vencedor por 3-0, disputó 86 minutos y vio una cartulina amarilla antes de ser sustituido.