MEMORIAS DE SUDÁFRICA | DIARIO DE LA ROJA

Nuevo cachete de Luis

España debía ganar a Honduras sí o sí. Y lo hizo por 2-0. Pero el juego de la Selección dejó muchas dudas y provocó diversas críticas.

Aquel 21 de junio de 2010 España debía ganar a Honduras. Y ganó. 2-0 con dos goles de Villa que pudieron ser tres de no ser porque el Guaje marró un penalti. Tras la inesperada derrota en el debut ante Suiza, La Roja jugaba presionada y contra la historia. Nunca había sido campeona del mundo una selección que iniciara el Mundial con una derrota. Sería por ese motivo o porque se estaban engranando las piezas, el caso es que la Selección no jugó bien y las criticas arreciaron. AS tituló en portada: "Ganamos (pero esto no parece España)".

El debate lo agudizó Luis Aragonés desde su posición de comentarista en Al Jazeera. Ya había pegado un capón después de la derrota ante Suiza y volvió a criticar el juego de La Roja ante Honduras. El exseleccionador metió un cachete al cuestionar la posición de Xavi, apuntando directamente a que debía jugar más atrás con lo que señalaba el doble pivote Busquets-Xabi Alonso. "Xavi jugó en un puesto no habitual para él. Lo suyo es armar el juego desde los centrales pues piensa muy deprisa, más que Xabi Alonso y Busquets. Es el que piensa más rápido, Cesc era el segundo que yo utilizaba en esa posición. Xavi jugó de media punta y ese no es su lugar ideal".

Esa reflexión del seleccionador que había hecho a la Selección campeona dos años antes en la Euro2008, unida a las críticas de toda la prensa al juego irregular de España ante Honduras, crearon el caldo de cultivo para ese clima que se monta desde España y llega a la sede de concentración de la Selección provocando polémicas y tensiones que en otras fases finales acababan con España eliminada en cuartos de final.

Se había ganado a Honduras, pero se acrecentaron las dudas sobre las posibilidades de ganar a Chile y sobre la necesidad o no de cambiar el estilo, el famoso tiqui-taca, el fútbol de posición y de posesión con el que se volvió a ganar 44 años después del anterior título en la Eurocopa de 1964. Y no es que España hubiera jugado de otra manera ante Honduras, lo que sucedió es que no fue un equipo reconocible. Con la entrada de extremos en el equipo como Navas daba la sensación de que Del Bosque quería pintar su cuadro sobre el de Luis.

"No me deja nada tranquilo el juego de España", había dicho también Luis en Al Jazeera. Y el propio Del Bosque reconoció tras el partido ante Suiza que "si seguimos así lo pasaremos mal ante el Chile". Tras pitar el fin del partido ante Honduras arrancaban días de debates e incertidumbres hasta que llegara el partido ante Chile. Luis recibió críticas de la prensa por meter presión a Del Bosque y al equipo, pero Cesc y Xavi dijeron en aquel momento que no consideraban un ataque las palabras de Luis y que no les perjudicaban. Después del Mundial incluso reconocieron que esas críticas les ayudaron a mejorar.