PREMIER LEAGUE

Así vuelve la Premier: Europa al ‘rojo vivo’ y una espera para el alirón casi eterna

Con el Liverpool a punto del alirón, el City disputándose la segunda posición con el Leicester y Chelsea, United, Wolverhampton y Sheffield luchando por Europa.

Así vuelve la Premier: Europa al ‘rojo vivo’ y una espera para el alirón casi eterna
Eddie Keogh REUTERS

El coronavirus congeló la Premier League en un momento de máxima ebullición. Con el Liverpool a punto de cantar su primer alirón liguero en 30 años, el Manchester City disputándose la segunda posición con el Leicester y Chelsea, Manchester United, Wolverhampton y Sheffield United disputándose las últimas plazas de Champions y Europa League mientras el Arsenal de Arteta y el Tottenham de José Mourinho intentaban remontar una temporada nefasta. El tiempo se detuvo aquel 13 de marzo en el football inglés, pero esta tarde, cuando vuelva a rodar el esférico, también regresará la competición nacional más seguida del planeta.

A pesar de las más de 41.000 muertes oficiales que ha causado la pandemia en el Reino Unido, el país gobernado por Boris Johnson comienza, poco a poco, a levantar cabeza. Aun así, y dado que es uno de los más golpeados por la pandemia del mundo, la Premier ha tenido que crear un microclima para garantizar la salud de todos los implicados en el regreso del deporte rey. Más de 8.600 test después, y tras apenas 16 positivos, los 92 partidos restantes -un tercio de los cuales se retransmitirán en abierto- se disputarán desde hoy hasta el próximo 26 de julio.

El reencuentro de Guardiola y Arteta en el Manchester City – Arsenal de esta noche marcará una jornada que aspira a devolver el optimismo de cara a los difíciles meses que se avecinan para los británicos. Incluso Rashford ha tenido que intervenir, con éxito, por cierto, para que el Gobierno extienda los cheques de comida a los menores de edad durante este verano.

Allí, en el norte de Inglaterra, es donde ahora mismo se concentran las emociones más sentidas de cara al retorno. En Liverpool, por el alirón congelado de los reds, algo que no sucedía desde hacía 30 años y que nunca se había producido bajo el actual formato de Premier League. En Mánchester, por la titubeante temporada de Guardiola en liga, la menos buena de su carrera como entrenador, y por el resurgimiento del United de Solskjaer, que podrá contar con Pogba y Rashford de cara al asalto de la cuarta posición.

Entre Londres y ese norte se agazapa un Leicester que, sin hacer demasiado ruido, prácticamente ha vuelto a asegurarse su participación en la Champions, una nueva proeza en una liga cada vez más competida. Por su parte, desde Londres, el Tottenham y el Arsenal intentan lidiar con sus respectivos cambios de entrenador tras dos comienzos decepcionantes, al tiempo que intentan combatir con su talento el entusiasmo de Wolves y Sheffield United.

Por su parte el Chelsea, el mejor posicionado dentro de esa terna, deberá defender su cuarta posición con la ilusión de una renovación que llegará en verano y que llevará a Stamford Bridge rostros nuevos que combinen con el talento que tan buen resultado ha dado a Lampard esta temporada. Vuelve la Premier, vuelven las emociones, e Inglaterra ya se prepara para que todo vuelva a rodar para dejar atrás de una vez por todas el coronavirus.