ITALIA

La pesadilla de Lozano sigue: Gattuso le echa del entrenamiento

Según el ‘Corriere dello Sport’, el técnico no le vio enchufado de cara a la final y le apartó de la sesión. El mexicano apenas tuvo espacio desde su llegada.

La pesadilla de Lozano sigue: Gattuso le echa del entrenamiento
CIRO DE LUCA REUTERS

Cuando se difundió la novedad de los cinco cambios para los partidos de este verano, los futboleros mexicanos que interactúan con las cuentas del Nápoles en las redes sociales comentaron, muy enfadados: "¿Tampoco serán suficientes para que Gattuso ponga a Lozano?". El primer partido, la semifinal copera del sábado ante el Inter, dio la respuesta: no. Y, al parecer, las cosas van empeorando.

El 'Corriere dello Sport' desveló que, este lunes, el técnico echó al delantero del entrenamiento. No le vio centrado, no le gustó su manera de trabajar... y fuera. No es una novedad para 'Ringhio', que en febrero hizo lo mismo con el mediocampista Allan, y en la víspera de una final histórica ante la Juventus podemos imaginar su nivel de exigencia.

Los números hablan claro: la relación técnica entre el 'Chucky' y Gattuso nunca ha despegado. Desde enero, el ex del PSV (que en esta temporada solo firmó tres goles) apenas ha sumado 125 minutos en el campo. Ante el Barça, por ejemplo, ni tuvo sitio en el banquillo. Según lo que filtra desde Castel Volturno, el mister no tiene en absoluto problemas personales con el futbolista, pero no le considera apto para su sistema de juego, sobre todo en el trabajo defensivo.

Una situación que, obviamente, a Aurelio De Laurentiis no le hace ninguna gracia. Lozano fue el fichaje más caro en la historia del Nápoles (rozó los 50 millones de euros), y cobra más de cuatro millones netos. El ex del Milán, sin embargo, pone sus exigencias futbolísticas por encima de todo lo demás. Lo demostró también con Alex Meret, joven portero por el que el club desembolsó casi 30 millones, y que le cedió el puesto de titular a Davíd Ospina por la capacidad del portero de participar al juego con los pies.

Con este panorama, parece complicadísimo imaginar un futuro juntos para Lozano y Gattuso, que el club ya confirmó para el próximo curso y al que De Laurentiis prometió otra renovación si esta temporada termina bien. Lo que también es complicado, si no imposible, es venderle por una cantidad cercana a la inversión que costó.

El Nápoles espera que Carlo Ancelotti, tras haber empujado por su fichaje en 2019, vuelva a buscarle con su Everton. Es una posibilidad concreta, aunque todavía no han empezado negociaciones. Mientras, el Chucky espera reivindicarse cuanto antes. Veremos si Gattuso estará de acuerdo.