LA FUTBOLERÍA | CITY-REAL MADRID

Rodri, en AS: "Tenemos mejor equipo que el Real Madrid"

El medio pasó por La Futbolería y reivindicó a su City, aunque confesó que no se fía de los de Zidane. También habló de Guardiola, Simeone o la Selección.

Rodri, en AS: "Tenemos mejor equipo que el Real Madrid"
Javier Gandul / Diario AS

A Rodrigo Hernández Cascante (23 años) le costó más dejar el Atleti, el equipo que le dio todo, que asentarse en el Manchester City, tarea nada sencilla. Es un fijo para Guardiola como lo fue para Simeone, y de todo eso, de la vuelta de Champions contra el Madrid o de la Selección habló en La Futbolería de AS (AS TV).

¿Cómo se encuentra, ahora que regresa el fútbol?

Estoy contento de volver a la rutina, dejar un poco atrás todo este periodo que se ha hecho tan largo para todos. A los que somos futboleros nos llena de alegría y, por supuesto, a los que nos dedicamos a ello.

Tras fichar por el City, Guardiola le ensalzó por su fútbol y por su apariencia. ¡Hasta lleva la camiseta por dentro, impoluto!

Es cierto que es un terreno común, al menos en los españoles, que no somos muy llamativos, aunque lo importante de un buen medio centro es lo que desarrollas en el campo. Estoy teniendo mucha suerte en mi aún corta carrera, siendo entrenado por Simeone y Guardiola, porque los dos han jugado en ese puesto y lo transmiten como nadie. Soy una esponja que va aprendiendo de cada uno. Que me vean así a una edad tan temprana es increíble.

Su adaptación ha sido meteórica, y eso que Pep le exige mucho. Incluso está haciendo más goles, que es algo que se le pedía por su potencial.

La adaptación, el reto y la motivación las tienes que llevar por dentro, sabiendo la gran apuesta que ha hecho el club por ti. Nunca pensé que se pudiera pagar esa cantidad (70M€). Tenía clarísimo que tenía que estar el día uno, a pesar de todo lo que se habló con el Europeo Sub-21. Fue una decisión muy difícil y dolorosa, pero quería aportar lo mejor de mí. Venía a un equipo ganador y tenía que hacerme un hueco, ganarme la confianza del míster y saber, sobre todo, lo que podía dar al equipo. Cuando te rodeas de estos jugadores es más fácil todo, pero siempre te penaliza un poco al principio ir a una liga nueva, avanzar a ciegas en los primeros partidos porque no sabes cómo es el ritmo. Me costó un par de semanas coger el tranquillo, pero poco a poco me hice con ritmo tanto del equipo como de la Premier.

Simeone y Guardiola, en cuanto a método, son la noche y el día. ¿Lo nota?

Mucha gente piensa que son polos opuestos y que no tienen nada que ver, pero veo similitudes: son muy intensos, muy trabajadores, hacen que des lo mejor de ti todos los días, se toman los entrenamientos como si fuera competición porque es una oportunidad de aprender, te quieren al 100%, pendiente. A partir de ahí, cada uno tiene su manera de entender el fútbol y transmitirlo, y esto último me parece lo más difícil. Soy un afortunado porque la labor de ambos me ha completado como jugador.

"Mucha gente piensa que Simeone y Guardiola son polos opuestos, pero yo veo similitudes. Soy un afortunado"

Se podría decir que son el que mejor ataca y el que mejor defiende. Quieren ganar, pero su camino para ello es distinto.

Son diferentes maneras de entender cuál es la mejor forma de atacar y defender. Simeone interpreta que es tener las líneas juntas, estar arropados, con jugadores físicos, y así es muy difícil que el contrario penetre. Con Guardiola la idea, y estoy de acuerdo, es que la mejor forma de defender es tener el balón porque, por narices, el rival no te está atacando. Su objetivo es el mismo.

¿Ha soñado o pensado volver de nuevo al Atleti?

Si soy sincero, no sé dónde estaré en el futuro, como cuando salí cuando era niño, que no pensaba que volvería. Se tienen que dar las condiciones para ello, pero en su día fue un sueño regresar adonde siempre soñé debutar, que es mi casa. Estás aquí y allá, pero sientes los colores de una forma u otra. Tuve la suerte de jugar en un equipo que sentía de verdad, que me lo ha dado todo, y no fue fácil salir. Nunca descarto volver porque es un club único y, cuando estás ahí, ves la dimensión que tiene, esa afición...

En el Atleti pensaba qué hacer sin la pelota y en el City, qué hacer con ella.

Sí, y además cada partido es un mundo, no siempre lo planteas igual, depende también del estado de los jugadores, si hay confianza… Tengo unas características específicas y juegue con uno u otro aporto mi fútbol, no sé hacerlo de otra manera: participar, querer siempre el balón, ser una solución siempre para los centrales y conectarlos con los medios. No ha cambiado mucho mi rol desde el Atleti: manejar, ser profundo, sumar pases, que se juegue en campo contrario…

Entre los referentes en su puesto están Redondo y Schuster. ¿Les ha visto?

En vivo no, por la edad. Soy de las generaciones de Vieira, Makélélé… Estos son un poco antes, pero viendo las imágenes se nota que tenían algo diferente. Ahora es más difícil marcar la diferencia que en esa época.

"Me gusta más jugar de pivote, queriendo el balón, siendo una solución para los centrales y conectarlos con los medios..."

¿De medio centro prefiere jugar solo o en doble pivote?

Llevo mucho tiempo en 4-4-2 y creo que lo que más explota mis cualidades es de pivote. Coincidió que en la cantera del Atleti y en el Villarreal estaba implantado el 4-4-2, siempre había jugado así. Luego, en el City y en la Selección se han dado los primeros años en los que he jugado de pivote.

¿Le gusta más entonces ese 4-3-3?

Sí. Es cierto que para ese sistema necesitas que los dos interiores sean muy llegadores, con gol y que pisen área, porque sacrificas un delantero. Si no, a veces tienes más el balón, no llegas tanto y no eres tan efectivo.

El CIES le ha situado como el español más caro del mundo (101,5M€). ¿Le ha llegado?

Me lo tomo con un poco de humor y perspectiva. Nunca hubiera imaginado serlo, pero lo veo como un dato. También te hace ver dónde has sido capaz de llegar en este poco tiempo y que estás por encima de ídolos de pequeño, como Ramos. Sé que a vosotros os gusta sacarle puntilla, pero a nosotros nos da un poco más igual.

¿Pero llega al vestuario y dice, ‘eh, que mira lo que cuesto’? (risas)

Es que si hago eso en este vestuario me van a decir "yo cuesto 150; yo…". Me vendrán Sterling, De Bruyne… y me dirán que dónde voy. Todos son estrellas y verte involucrado, rodearte de ellos, sólo suma, te hace crecer. El mercado también se ha vuelto un poco loco, con precios muy inflados.

¿Con todas esas estrellas, se anima con algún porcentaje para la vuelta ante el Madrid?

No, porque el año pasado parecía que iba rodado y al final ni con un 2-0 pasas una eliminatoria, nunca sabes lo que puede pasar. Del Madrid no me fío, aunque hayamos ganado 1-2. Es el Madrid y ni mucho menos está sentenciado. Tenemos mejor equipo y lo demostramos en la ida, pero queda un paso por dar. Respetando al rival, tenemos que ir a por la victoria porque, si no, nos confundiremos.

"No me fío del Madrid, tendremos el hándicap de jugar sin afición"

¿Eliminar al Madrid, por lo que supondría deportiva y simbólicamente, les haría favoritos?

Eso es cosa de la gente, no te da ventaja. Eliminar al Madrid, que ganó tres Champions seguidas y ha sido tan poderoso en los últimos años en Europa, daría moral y confianza para decir que se puede hacer. Pero hay grandísimos equipos en Europa, no sólo el Madrid. Sería un primer paso. Queda la vuelta, con un hándicap importante, que es que no podemos contar con nuestros seguidores.

¿Se preparan de forma especial por ello?

No. Es una circunstancia que se da y sabemos que se va a jugar así. Este miércoles tendremos nuestra primera prueba, a ver cómo se siente. Con público y sin público hace que sea totalmente diferente, no es lo mismo sin esa tensión que te genera estar en un estadio con gente que aprieta. Será en un campo neutral y lo vamos a notar, pero nos adaptaremos. Hay diez partidos por delante para ver qué sensaciones tenemos y encarar a la eliminatoria con las mejores garantías, con la máxima ilusión, sabiendo que la Champions es una competición distinta.

¿Por qué?

Normalmente no gana el mejor, influyen otros factores como meter ese gol definitivo en el momento clave, hacerlo fuera de casa… No es como la Liga, en la que tienes que ser más regular. La Champions es de quien controla todos esos pequeños detalles.

Es un privilegiado por trabajar con Guardiola, un técnico que prepara hasta el extremo los partidos. ¿Cómo fue en el del Bernabéu?

Es especial para mí como jugador poder vivir estos partidos impresionantes, tan competitivos en el Bernabéu, con todo lo que eso supone, contra el campeón, por así decirlo. La preparación es táctica, mental, física, cuidando cada detalles porque es donde te juegas todas las habichuelas. Vienes de varios días con el runrún de que el partido está ahí, se va acercando más y sientes esas cosquillas, que a veces son buenas, de que empieza. A veces es tanta la expectación por un partido que necesitas centrarte y mantenerte frío. Son momentos únicos, que intentas disfrutar. Yo he tenido dos, con el Atleti contra la Juve, y ahora, frente al Madrid. Siendo en octavos, no es nada sencillo, ya podría haber tocado alguno más fácil.

¿Qué jugador del Madrid 'ficharía' para el City? Sterling nos dijo que a Modric.

Joe, pues te diría lo mismo, la verdad. Marca las diferencias, las ha marcado durante todos estos años. Es cierto que ya va teniendo una edad y no es lo mismo, pero en pleno estado de forma es único. Es un medio centro total, no sólo capaz de distribuir y ejercer como tal, sino de romper líneas con esa conducción y esa arrancada. Además, tiene visión, golpeo, llegada…

"Si no tuviera delante a Busquets, quizá ya hubiera sido más protagonista"

¿Cómo está el Kun, que ahora es gamer? (risas)

Coincidí con él cuando yo era canterano, le veía y me parecía una pasada, un delantero como ha habido pocos. Como Lewandowski, de esos que son capaces de acabar sus carreras con 400 goles. Lo llevan en la sangre. Cuando estamos entrenando parece que no hace mucho, no se mueve y te hace pam y te la lía. En los partidos, igual. Es una suerte tener este tipo de jugadores, los que hacen la diferencia. Me llevo muy bien con él, tenemos buena relación.

En el City hay muchos tira-caños, como Bernardo Silva, que estuvo en La Futbolería hace poco.

Son tan chiquitines y yo tan grande… Casi se te meten entre las piernas. Aquí hay jugadores con tanta calidad que tienes que andar con ojo. Te hacen uno y te lo recuerdan todo el día. Al Kun le encanta tirarlos. El otro día le dije que no lo había hecho y en dos entrenamientos intentó cuatro.

¿Qué sienten con la vuelta de la Premier: ilusión, ansiedad incluso…?

Como nos jugamos poco, no lo encaras de la misma manera, pero vamos a tener que empezar al 100%, sobre todo para coger la forma para los partidos en los que nos juguemos algo.

¿Les puede servir para preparar la Champions?

Sí, totalmente. Tenemos que asegurar la Champions primero, tenemos margen. Los equipos que mejor llegan a esas eliminatorias, y sobre todo si finalmente es a partido único, estarán al 100%, y eso te lo da el ritmo de tu competición. En la Premier, para lo bueno y para lo malo, un día juegas contra el Arsenal, otro contra el Chelsea, otro contra el Liverpool… Perfectamente podría ser de eliminatoria de Champions. Nos va a servir un montón para saber dónde estamos.

"En el confinamiento aproveché para apretar como un animal con la carrera, me quedan cinco o seis asignaturas"

En la Selección está muy cerca de la titularidad. ¿Se ve en el once?

Vestir la camiseta de la Selección es un orgullo, desde las inferiores ha sido increíble. Sé que tengo delante a un jugador que lo ha sido todo, un referente; quizá, si no fuera Busi (Busquets) ya hubiera sido más protagonista. En ningún momento me quiero acelerar ni perder la paciencia, nos retroalimentamos e intento aprender mucho de él. Hasta entonces sólo puedo dar lo mejor de mí. Estamos en un momento muy bueno en la Selección, ha habido un ciclo nuevo desde el último Mundial y veo ilusión por hacer cosas bonitas.

¿Qué tal ha ido su confinamiento? No tiene redes, igual tampoco Play…

Sí, tengo. No soy muy de Play, pero no me ha quedado otra. Volví a Madrid cuando empezó el confinamiento y con mis hermanos… Aunque más que la Play, hemos estado en el jardín con el balón, que somos muy futboleros. No he parado de jugar, así es como mato las horas. También he aprovechado un poco para adelantar con la carrera.

Estudia ADE, ¿no?

Sí, y he aprovechado para apretar como un animal porque ahora hacen los exámenes online, sin necesidad de ir a Castellón.

Es muy raro que un futbolista estudie y, sobre todo, que llegue hasta el final.

A mí me quedan cinco o seis asignaturas. No es fácil, tienes que poner de tu parte, tener voluntad, requiere sacrificios. También depende de la gente que te rodee, que te digan qué es lo bueno, y yo siempre he tenido gente que me ha aconsejado bien. Nunca he dejado de lado los estudios, también porque me ha ayudado a tener más cosas en mi vida, que no sea fútbol 24 horas. No estoy diciendo que haya que estudiar una carrera, pero al menos sacarse el bachillerato es esencial, sobre todo porque eres alguien público y necesitas esa formación para la gente que te sigue, que te admira y a la que le tienes que saber transmitir esos valores.