REAL SOCIEDAD

Última sesión en el Reale Arena antes de recibir a Osasuna

La Real Sociedad busca este domingo igualar su mejor racha de victorias en el estadio de Amara

0
Última sesión en el Reale Arena antes de recibir a Osasuna
www.realsociedad.eus

La Real Sociedad se ejercita por última vez en el Reale Arena antes de recibir este domingo a Osasuna en el reinicio de la competición. Ha sido una sesión normal, no como las veces anteriores en las que se desplazó a su estadio para jugar un partido amistoso entre todos los jugadores de la primera plantilla y del filial que trabajan a las órdenes de Imanol Alguacil. A juzgar por las imágenes que ha difundido el club en sus redes sociales, han trabajado con normalidad todos los jugadores de la plantilla, salvo Ander Guevara, que sigue recuperándose al margen del esguince en su tobillo derecho, lo que prácticamente le descarta para esta jornada.

Pocas conclusiones se pueden sacar, por tanto, de la última sesión en el Reale Arena, del posible once inicial que puede tener en la cabeza Imanol Alguacil para recibir a Osasuna, aunque no se esperan excesivas novedades con el planteamiento que ponga en liza. Lo normal es que de continuidad al equipo que venía arrollando en las últimas jornadas antes del paron, salvo que en este tiempo de trabajo peculiar antes de la vuelta de la competición, haya visto que alguno de los titulares habituales no está en las mismas condiciones físicas que en marzo. Sin partidillo, pero sí con muchos ejercicios de posesión de balón, el oriotarra ha compuesto un entrenamiento muy exigente e intenso, destacando la practica de pases en el que se han enfrentado dos equipos, y en la que se ha visto muy enchufado al capitán, Asier Illarramendi.

El entrenador de la Real Sociedad no quiere ningún despiste para recibir a Osasuna, porque el objetivo es volver como se fueron, con victoria, logrando así una marca impresionante, que solamente ha logrando Antea una vez en el Reale Arena. En caso de lograr la victoria este domingo, el equipo realista puede igualar los ocho triunfos seguidos en su estadio que consiguió estando en Segunda división, en la temporada de su último ascenso a Primera, con Martin Lasarte en el banquillo. No obstante, estas siete victorias consecutivas que acumula ahora entre Copa y Liga constituyen su mejor plusmarca estando en Primera división. Lo más cerca que ha estado del número de triunfos de la Real de Alguacil fue en la temporada 95-96 seis partidos ganados de forma consecutiva con Jabo Irureta como entrenador, y en la campaña 2004-05, con Jose Mari Amorrortu en el banquillo, logrando cinco victorias seguidas. Ambas quedan ya atrás ante la siete de esta Real de Alguacil, que pueden ser ocho si gana el domingo a otro ex entrenador realista, Jagoba Arrasate.