REAL SOCIEDAD

Aritz: "Viendo su gran rollo con nosotros, Odegaard se queda al 100%"

El central repasa la actualidad de la Real en SER Deportivos Gipuzkoa: es ambicioso con el objetivo Champions y desvela que llegan en buenas condiciones.

Aritz: "Viendo su gran rollo con nosotros, Odegaard se queda al 100%".
SUSANA VERA REUTERS

Es una especie de capitán sin brazalete de la Real Sociedad. Analiza bien siempre todo lo que dice y no da puntadas sin hilo. Habla desde el sentimiento, porque antes de vestirse la camiseta del primer equipo, se dejaba la garganta desde la grada. En la semana de la vuelta de LaLiga, se pasa por la SER para mostrar su lado más optimista y ambicioso. Ah! Y claro, también se moja con el futuro de Martin Ødegaard, con quien tiene muy buena relación.

-¿Qué tal se encuentra?

Bien, después de hacer un entrenamiento de recuperación, en casita un poco, y con ilusión, porque ya empieza lo bueno.

-¿Qué se respira en el vestuario de la Real la semana de la vuelta del fútbol?

Nervios y tensión no hay en nuestro vestuario. Creo que en todo momento se ha demostrado que somos un equipo ambicioso y tenemos muchas ganas de que esto empiece y demostrar en el campo que podemos seguir con el nivel dado hasta ahora. Yo creo que la palabra que define a nuestro vestuario es ganas.

-¿Cómo han sido las sesiones en el Reale Arena con las gradas vacías?

La sensación en todo momento es muy rara, salir a un campo tan grande y no encontrarte a nadie, a ningún aficionado, a nadie que te apoye, es todo muy raro. Hay que cumplir con lo que se nos pide, pero es triste, porque sin ellos no somos nada, porque son partícipes de todo lo que estamos haciendo hasta ahora y merecen que puedan vivir más victorias en nuestro campo y es lo que queremos buscar.

-¿De qué forma siente que les va a perjudicar jugar sin su afición?

Es todo muy extraño. Pero por una parte vamos a poder escucharnos mejor, porque con el ruido que suele haber en Anoeta igual no nos escuchamos, e igual quizá por esa parte habrá que mirar la parte buena, que todos podremos apoyarnos y corregirnos. Pero es que no compensa, porque va a ser muy raro, y tenemos muchas ganas de que vuelva un poco la normalidad y que la gente pueda ir entrando al estadio para que puedan seguir animando en un año tan especial como este.

-¿Estas once jornadas van a tener poco que ver con lo que se ha visto hasta ahora?

No sé si tanto. Pero sí es verdad que será muy exigente, porque es algo que no se ha visto algo así, once partidos en apenas un mes. Pero lo que se ha visto, después de dos meses en casa, el volver a entrenar con las fases que nos han marcado, podemos estar tranquilos. Veo a todos los jugadores que entrenan estos días que están comprometidos y con muchas ganas de que esto empiece, conscientes de que puede haber dos o tres partidos por semana, que debemos estar preparados para todo, y en ese sentido los cinco cambios pueden venir bien, porque todo el mundo que aporte frescura será muy positivo. Y por lo que veo en Zubieta, debemos estar muy tranquilos, porque veo a todos muy metidos para hablar en el campo.

-¿Y físicamente se sienten bien preparados o creen que hacía falta más tiempo para estar en buenas condiciones?

Yo veo a todo el mundo bien preparado, conscientes de que vamos a tener que tirar de todos. Los entrenamientos están siendo buenos y con mucho ritmo. Todos hemos hecho lo que nos han pedido en casa, y eso ha sido la clave para que este mes de entrenos estemos así de bien, porque es que lo veo a todo el equipo bien, pero no solo físicamente, también de ánimo. Y el míster tendrá mucho trabajo por delante, pero igual no juegas los primeros partidos, pero estoy seguro de que va a tirar de todos, todos vamos a ser muy necesarios.

-El reto es ambicioso, porque son cuartos ahora, ¿a por la Champions?

Pues sí. Pienso que da mucha rabia que nos cortaran de golpe y se parara todo cuando estábamos tan bien, con un nivel muy grande, pero si algo se tiene este equipo, es que es muy ambicioso, y en ese sentido tenemos muchas ganas de demostrar que todo lo hecho hasta ahora no es casualidad, queremos hablar en el campo y por supuesto que vamos a querer lograr ese objetivo. Aunque somos conscientes de que son muchos partidos en poco tiempo y será duro. Pero podemos conseguir algo muy bonito y vamos a ir a por ello con todo.

-Enfrente Osasuna, que llega con bajas y con la incógnita de cómo llegarán...

Es cierto, pero cualquier rival que toque ahora será igual de difícil, porque no se sabe en qué momento estará. Tienen bajas, pero no miramos a eso, porque solo nos centramos en eso. Tenemos que cincelar los detalles del míster, trabajar con o sin balón lo que nos pida, y ponerlo en liza en nuestro campo, que aunque no haya público, será positivo empezar en casa que nos de más confianza para los siguientes partidos.

-Dijo durante el confinamiento que si no se quedaba, iría hasta Madrid y traería de vuelta a Odegaard agarrándole de la oreja, ¿será necesario eso?

(Sonríe) Bueno, a ver, sigo manteniendo que si tengo que ir a por él a Madrid, iré. Pero creo que él también es consciente de que aquí se ha visto el potencial que tiene, todavía es joven y le ha venido de maravilla esta cesión. Visto lo visto, él tendrá que decidir, si ve que puede tener muchos minutos en el Madrid y sitio, igual toma la decisión de quedarse allí. Pero mucha gente le está recomendando que se quede otro año más. La gente del vestuario se lo decimos mucho, pero no sólo gente del equipo, porque igual se queda más de un año aquí, porque ha sido clave en nuestro juego. Es una maravilla como persona, se ha involucrado en el equipo, se lleva bien con todos, en todo momento escucha y no pone mala cara. Esa actitud es algo increíble.

-Usted se lleva muy bien con él y hablan mucho, así que su opinión vale mucho, ¿Qué pálpito tiene a día de hoy?

Yo la verdad que me llevo bien con todos, pero con Odegaard sobre todo. Ahora mismo, visto lo visto, con el gran rollo que tiene con nosotros, te diría que se va a quedar 100%, pero no se sabe porque hay aún muchas cosas por delante, pero de verdad que confío en que lo vamos a tener un año más, y por qué no algún año más, en la Real Sociedad.