ITALIA

Luis Alberto, la polivalencia del mayor rebelde de la Serie A

El futbolista gaditano se antoja fundamental para la Lazio de Inzaghi, que le competirá el Scudetto a la Juve en 12 jornadas disputadas a lo largo de 40 días.

Luis Alberto, la polivalencia del mayor rebelde de la Serie A
GIUSEPPE CACACE AFP

La pandemia ha frustrado todas las planificaciones de las competiciones a lo largo y ancho del globo, dejando a su paso una "nueva normalidad" que, a efectos de calendario, promete ser frenética. La Serie A italiana era una de las grandes ligas sobre las que más incertidumbre existía acerca de su reanudación. Con el país transalpino como uno de los principales focos de COVID-19 en el continente europeo, parecía remota la posibilidad de volver a los terrenos de juego. Sin embargo, se ha tomado la decisión de que el balón vuelva a rodar en Italia.

Obviamente, la Serie A no será ajena al nuevo fútbol. Además de estadios vacíos, la consecuencia más directa será un final "exprés" del campeonato. Restan 12 jornadas de liga que tendrán que disputarse en 40 días, lo que da como resultado un calendario endiablado que llevará a los futbolistas al límite de sus capacidades físicas. Ante esta situación, cobrarán vital importancia la amplitud de la plantilla y la capacidad de competir en situaciones tan adversas como esta.

En este contexto, además, apuntan a marcar la diferencia los jugadores que sepan aclimatarse a situaciones tanto externas al juego como directamente ligadas a él. La polivalencia siempre es un grado y más en un punto de la temporada en el que los técnicos se verán obligados a utilizar a muchísimos efectivos. Es en ese sentido en el que emerge la figura de Luis Alberto, futbolista que promete ser de vital importancia para una Lazio que ha salido contestona. El combinado blanquiceleste está cuajando una sensacional temporada y marcha segundo a tan solo un punto de la Juventus, por lo que no parece descabellado que el monopolio de la Vecchia Signora en el Scudetto pueda llegar a su fin.

El futbolista español llegó hace cuatro años al conjunto romano procedente del Liverpool. Tras una primera temporada discreta, Luis Alberto contribuyó, en la campaña 2017/18, con 11 goles a lo largo de 34 partidos ligueros. Sin embargo, ha sido en esta presente temporada cuando se ha consolidado como un jugador fundamental para Simone Inzaghi. No en vano, es el mayor asistente de la Serie A, lo ha hecho hasta en doce ocasiones; y ha participado en 25 de los 26 encuentros que la Lazio ha jugado en liga hasta el parón.

La polivalencia es un grado

El valor añadido de Luis Alberto no son las cifras unas líneas más arriba relatadas, sino las diferentes funciones que puede desempeñar en el terreno de juego. "No importa dónde juegue, cualquier posición está bien para mí, solo me importa estar en el campo", señalaba el gaditano hace un año, y no para de aplicarlo independientemente de la labor que Inzaghi le asigne.

El futbolista español ha jugado de interior en muchos momentos de su carrera. La temporada pasada se consagró como enganche, como único hombre por detrás del delantero centro del conjunto romano, Ciro Immobile. Y es esta capacidad de aclimatación lo que le ha hecho al técnico de la Lazio plantearse una nueva posición para Luis Alberto: la de mediocentro. Esto permitiría dar rotación a Sergej Milinkovic-Savic, pivote indiscutible del equipo blanquiceleste, sin que su habitual 3-5-2 sufriera demasiados retoques.

De este modo, el rol de Luis Alberto se antoja fundamental, más aún en este frenético sprint final de la competición. El jugador español se siente importante en Roma, tanto que ha anunciado su renovación hasta el año 2025. Su trabajo incuestionable y su capacidad de alternar tareas seguirá siendo uno de los principales argumentos de una Lazio a la que, al menos esta temporada, le ha dado por rebelarse.