COSTA RICA

Marcel Hernández, el goleador cubano que puede ser internacional con Costa Rica

El delantero de 30 años, nacido en La Habana, tiene todo listo para iniciar los trámites de la nacionalización y Wanchope admite que será una buena opción.

El delantero de 30 años, nacido en La Habana, tiene todo listo para iniciar los trámites de la nacionalización y Wanchope admite que será una buena opción.

Para Marcel Hernández nada ha sido fácil a lo largo de su carrera y el éxito le llega ahora, de manera inesperada cuando ya ha cumplido los 30 años de edad. El cubano nacido en La Habana vive sus mejores días como profesional en las filas del modesto Cartaginés del campeonato costarricense y gracias a sus goles la selección tica ya espera su nacionalización para poder convertirlo en internacional, tal y como ha asegurado Paulo Wanchope.

Con la selección de Cuba ha sido internacional en 24 ocasiones y destacó su papel en la Copa del Caribe 2012, cuando fue el goleador en la final ante Trinidad y Tobago y posibilitó el primer título de su país de nacimiento.

Hernández declaró sus intenciones de lograr la doble nacionalidad hace unos días y Wanchope, mítico jugador tico y ahora técnico, ha visto con buenos ojos la decisión de quien para muchos es el mejor jugador del torneo nacional. En la campaña pasada sumó 23 goles y en la presente ya ha anotado 20. Además, ha regresado de la cuarentena ha gran nivel y con una motivación extra por destacar.

Llama la atención que un jugador de tantos recursos en el área y calidad técnica solo haya pasado por el campeonato de Cuba en sus inicios y más tarde por equipos de Antigua y Barbuda y República Dominicana. Desde que llegó a Cartaginés ha mostrado características muy superiores a la mayoría de jugadores con lo que se mide semana a semana y ha dejado tantos para el recuerdo. Al concluir su primera campaña en Costa Rica despertó el interés de clubes de México y Estados Unidos pero finalmente se mantuvo en Cartago.

Es un jugador corpulento, con buena presencia en el juego aéreo pero que destaca sobre todo por sus habilidades en espacios reducidos. Por dejar atrás a rivales con regates muy estéticos y por su sangre fría a la hora de definir.

No obstante, su buena la labor en el campo y su prometedor futuro a corto plato puede quedar eclipsado y derrumbado por los cargos de cuatro delitos de violación contra una menor de edad que se le imputan en Costa Rica. El delantero está pendiente de si se enfrentará a un juicio en los próximos días.