CELTA

Oportunidad de oro para Iván Villar tres años después

El portero lleva inédito desde mayo de 2017. Rubén Blanco está apercibido y Sergio, lesionado, así que está ante su gran ocasión de volver a jugar.

Iván Villar durante un entrenamiento de esta semana con el Celta
Lalo R. Villar DIARIO AS

La desescalada particular de Iván Villar está a punto de entrar en la fase final después de tres años en blanco. El portero morracense disputó su primer y último partido con el primer equipo del Celta el pasado 14 de mayo de 2017. Su debut en Mendizorroza no fue el soñado, recibiendo tres goles en apenas media hora, pero se trataba de un prometedor guardameta que estaba llamado a ser el futuro de la portería. Sin embargo, tres años después sigue sin encontrar una nueva oportunidad.

Desde que Berizzo le hiciera debutar frente al Alavés (3-1), por el banquillo olívico han pasado otros cinco entrenadores y ninguno ha confiado en Iván Villar. Desde Unzué a Escribá, pasando por Mohamed y Cardoso. Tampoco ha convencido a Óscar. Ni siquiera Muñiz o Paco López le concedieron una oportunidad durante su cesión de seis meses en el Levante. Está condenado a ocupar un rol de secundario, a la sombra de otros porteros que le cierran el paso.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
16Eibar 27 7 6 14
17Celta 26 5 11 11
18Mallorca 25 7 4 16
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 31 de mayo de 2020

Todo puede cambiar, sin embargo, en las próximas semanas. Con Sergio Álvarez fuera de combate por una grave lesión y Rubén Blanco apercibido de sanción, su ocasión de redimirse está más cerca que nunca. Basta una amarilla a Rubén en las próximas diez jornadas para que Villar tenga al fin su momento de gloria. O al menos su ansiada oportunidad para alcanzarla. Tres años en blanco es demasiado tiempo. Nadie se acostumbra al ostracismo, pero la paciencia también es sinónimo de recompensa. Veremos si le llega y cuándo, pero incluso puede jugar un papel determinante en la permanencia del Celta en Primera División.