BARCELONA

La cuenta atrás del Barça (2): así llega Nelson Semedo

El portugués reanuda la competición en medio de titulares de prensa que lo sitúan fuera del Barça la próxima temporada. Suplente inicial con el esquema diabólico de Setién, el cántabro cambió de opinión.

La cuenta atrás del Barça (2): así llega Nelson Semedo
Handout Getty Images

Nelson Semedo jugará la segunda parte de la temporada señalado con un asterisco. Durante los tres meses de parón, el portugués, de 26 años y valorado en 32 millones de euros por la web especializada transfermarkt, ha llenado páginas de periódicos y 'urls' de páginas web como uno de los jugadores puestos en el escaparate del Barça para financiar los fichajes de la próxima temporada. Semedo, que la temporada pasada pidió salir del Barça dirección al Atlético de Madrid a través de su agente Jorge Mendes, se quedó con la promesa de ampliar su contrato. Pero los planes han cambiado para el jugador con la cláusula de rescisión más baja del Barcelona (100 millones).

Semedo ha jugado 21 partidos en laLiga (1.383 minutos), en los que ha dado tres asistencias. Como desde que llegó al Barça procedente del Benfica, Semedo es un sí pero no. Amaga con terminar de explotar, pero no lo hace. Es un jugador con 'nivel Barça', pero no es descollante, de ahí las dudas del club sobre si hacer negocio ya con él.

Titular casi indiscutible con Valverde, la llegada de Setién dio con sus huesos en el banquillo. El diabólico 3-1-4-2 con el que cántabro aterrizó en el Barça, le dejó sin sitio. Fue suplente contra el Granada y en Valencia. Cuando Setién recuperó el 4-3-3, Semedo encontró su sitio en el once y, antes del parón, era de nuevo titular.

Físicamente, Semedo sólo ha sufrido una lesión esta temporada. Sufrió una rotura en el sóleo de la pierna izquierda contra el Celta de Vigo y estuvo tres semanas de baja. Se perdió tres partidos. Por lo general, como en anteriores temporadas, ha sido un jugador físicamente estable y sin grandes problemas de lesiones. En el campo, no ha terminado de explotar sus condiciones ofensivas (sube muy bien y tres asistencias y cero goles son números pobres para sus cualidades). Defensivamente, mantiene sus lagunas. Se jugará el puesto con Sergi Roberto en los últimos once partidos. Quién sabe, si los últimos que jugará en LaLiga. El runrún alrededor de su figura no le ayuda.