REAL MURCIA

El Real Murcia sigue esperando a un inversor

La ampliación de capital llega a la cuarta etapa con más de un millón y medio de euros sin adquirir y con varias opciones como posibles ‘salvadoras’.

El Real Murcia sigue esperando a un inversor

La realidad ha ganado a la ficción, a los sueños del Consejo de Administración del Real Murcia. El día a día le ha hecho ver a los gestores que el modelo alemán, en el que nadie tiene más de un 49% de las acciones, no tiene futuro en una entidad con graves problemas económicos que va salvando con dificultades. Así, todos ven que es más que necesaria la llegada un inversor que ayude a finalizar con éxito una ampliación de capital en la que no se ha alcanzado ni el 50% del objetivo cuando únicamente queda una de las cuatro fases para finalizarla. Además, la es la que menos beneficia a quienes quieran invertir, ya que las acciones tienen valor doble. Si alguien adquiere 1.000 euros, en realidad comprará por valor de 500 euros.

La tercera fase acaba este martes y únicamente se han conseguido poco más de 727.000 euros de los 2.300.000 millones fijados como meta. Queda una cantidad cercana al 1.500.000 y los más optimistas esperan que pueda acabar en manos de algún inversor. Todas las miradas están puestas en Alfonso García, ex propietario de la UD Almería, aunque como reconoció el presidente grana Francisco Tornel en Onda Regional "hay varios grupos interesados, uno de Madrid que está muy 'caliente". Tampoco descarta el mandatario murcianista a "reunir a empresarios de la Región que hagan aportaciones" y así mantener la gestión actual. Lo que piden a los interesados "es que consigan un acuerdo con Hacienda y la Seguridad Social, en cuanto lo tengan les daremos el 51% del club. No tardaremos ni un minuto en salir de Nueva Condomina".

Desde el departamento de Marketing del Real Murcia, junto con la empresa Germinal Brandon & Love se desarrollará una acción en la que los seguidores granas serán protagonistas. Cada día, a las 20:00 horas, se escuchará en la megafonía del estadio "el ambiente de nuestra afición" con la idea de que "nuestros esenciales sigan presentes".