PERÚ

La Federación Peruana asegura que el retorno será responsable

La FPF afirmó ayer que el retorno del fútbol, después de más de dos meses de cuarentena por el COVID-19, se realizará con responsabilidad y respetando los protocolos sanitarios.

El presidente de la FPF, Agustín Lozano.

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) afirmó este viernes de que el retorno del fútbol profesional, después de más de dos meses de cuarentena por el COVID-19, se realizará con mucha responsabilidad y respetando los protocolos sanitarios.

Después del anuncio hecho por el presidente peruano, Martín Vizcarra, para el retorno de la actividad deportiva a partir de junio, el presidente de la FPF, Agustín Lozano, manifestó que su equipo de trabajo desarrolló "un protocolo con altos estándares, pero también apropiado para la realidad de los peruanos".

"Ahora podemos decir que el fútbol volverá con mucha seguridad para sus jugadores, técnicos y personas involucradas", añadió en una nota de prensa.

Lozano dijo que "el proceso se dará a conocer en tanto las autoridades terminen de aprobar el protocolo y lo vamos a socializar con los clubes para que ahora sí puedan implementar las medidas dentro de sus instalaciones".

La Federación convocará en los próximos días a una reunión de presidentes de la Liga1 Movistar para tratar el retorno a los entrenamientos de los futbolistas, la reanudación del torneo más adelante y otros detalles.

"¿Es importante? Sí, respetando siempre los protocolos de seguridad", dijo Vizcarra al anunciar la reanudación del fútbol profesional, durante un pronunciamiento televisado en el que detalló los alcances de la nueva fase de reactivación económica que se aplicará en esta extensión de la cuarentena, que se prolongará hasta el 30 de junio.

El Gobierno accedió así a la solicitud de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), pero Vizcarra aclaró que "los partidos van a tener que ser sin público, que lo estará mirando desde sus hogares".

Así, el plan contempla que los clubes de la liga peruana, tanto de primera como de segunda división, pudiesen volver a los entrenamientos en junio, con la previsión de reanudar los torneos en julio.

La FPF ya había confirmado en semanas anteriores que su plan contemplaba acabar la liga peruana a puerta cerrada e incluso valoraba la posibilidad de concentrar a todos los clubes en una misma ciudad para evitar constantes de desplazamientos de los equipos, ya que el transporte de pasajeros seguirá suspendido.

La liga fue suspendida a mitad de marzo cuando apenas se habían disputado seis jornadas del Torneo Apertura, por lo aún quedan por jugarse trece jornadas del Apertura y de manera íntegra el Clausura y la Copa Bicentenario. La segunda división no había empezado cuando llegó el confinamiento.

La inactividad ha obligado a la gran mayoría de los clubes a recortar los salarios de sus jugadores, pero en algunos casos como el Binacional, vigente campeón del torneo, anunció este viernes que dejaba sin sueldo a los futbolistas tras no haber alcanzado un acuerdo con ellos.

Por su parte, el Melgar hizo público este viernes un protocolo de prevención del coronavirus en el reinicio de las actividades donde contempla hacer pruebas a los jugadores tres o cinco días antes del regreso a los entrenamientos.

De momento no ha trascendido ningún caso de coronavirus en jugadores de la primera división de Perú, pero sí se supo el jueves de once casos en el Credicoop San Román, un equipo de la Copa Perú, torneo de fútbol no profesional cuyo campeón asciende directamente a la primera división.

En Perú la COVID-19 ha causado más de 3.200 muertos y más de 111.000 contagiados, con lo que se sitúa como el segundo país más afectado de Latinoamérica, solo por detrás de Brasil.