RACING

El Racing ficha a su plantilla para jugar en julio

Ha cerrado un acuerdo marco con los jugadores y técnicos del equipo para que continúen jugando después del 30 de junio. Ahora lo deben firmar de uno en uno.

El Racing ficha a su plantilla para jugar en julio
Nacho Cubero DIARIO AS

Un problema menos. Tras semanas atascados, el Racing y sus futbolistas han alcanzado un acuerdo colectivo, tal y como han confirmado varios de los afectados a este periódico, que fija las condiciones económicas a aplicar para seguir jugando una vez que se confirme, como todo parece indicar, que LaLiga se va a reanudar y que obligará a competir en el mes de julio. Aunque, en mayor o menor medida, es algo que sucede en todos los clubes, en el Racing 15 de los 25 jugadores del primer equipo acabarán contrato el 30 de junio, nueve de ellos cedidos por otros clubes. En principio, al cuerpo técnico también le afectará el compromiso alcanzado.

Aunque ambas partes prefieren mantener los términos del acuerdo en el marco de la más absoluta discreción, "son cosas de vestuario" ha sido la respuesta más repetida, AS ha podido saber que no se trata de un pacto lineal ni cerrado. No hay una cantidad igual para todos o un porcentaje fijo del contrato de cada profesional, sino que es un acuerdo con diferentes variables que contemplan, entre otras cosas, el número de partidos que finalmente se jueguen y los resultados que se cosechen. Alguno de los futbolistas afirmó a este periódico que "no se trata de saber cuanto vamos a ganar, sino cuanto menos podemos perder", en referencia a los recortes que, como el resto de los trabajadores del club, han sufrido por la aplicación del ERTE. Obviamente, si el Racing gana muchos partidos, remonta y logra la salvación, las cuentas pueden ser muy diferentes. Además, existe una prima colectiva de permanencia y en muchos casos ingresos variables, incluso renovaciones, relacionados con seguir en Segunda.

Este acuerdo, que deseaban cerrar cuanto antes todas las partes, ha sido la primera negociación del ámbito deportivo que ha liderado personalmente Alfredo Pérez desde que es presidente de la entidad. Ahora resta, además de la firma colectiva, que se redacte un documento personal con cada uno de los profesionales ya que los contratos, obviamente, son individuales y aunque exista el pacto global cada uno puede tomar la decisión que considere conveniente. Lo que salva el acuerdo alcanzado es la necesidad de negociar condiciones diferentes para cada uno. Los que sigan jugando (y se confía que sean todos) lo harán en las mismas condiciones. Ni el Racing ni la mayoría de los futbolistas consultados por AS esperan que surjan problemas con ningún jugador ni, en su caso, con los clubes con los que tienen contrato desde el 1 de julio, aunque no es descartable al 100%.