REAL VALLADOLID

Víctor Fernández: "Aduriz tenía unas condiciones bestiales"

Ambos delanteros, que mantienen buena relación, formaron pareja durante una temporada y media en el Real Valladolid, pero no alcanzaron el objetivo de ascenso.

Víctor Fernández: "Aduriz tenía unas condiciones bestiales"
MIGUEL ANGEL SANTOS DIARIO AS

Víctor Fernández pasa por ser uno de los jugadores más brillantes del fútbol español y del Real Valladolid de las últimas décadas y coincidió temporada y media con Aritz Aduriz que acaba de anunciar su retirada del fútbol, en el conjunto blanquivioleta (2004-06), donde formaron una temible pareja ofensiva, anotando entre los dos 20 goles la primera campaña. El máximo goleador blanquivioleta de toda la historia afirma del vasco que “era un jugador con unas condiciones bestiales, vino a Valladolid con poco nombre, venía del Burgos, no se le conocía mucho y a nosotros nos sorprendió. Tenía un gran salto, un remate de cabeza bestial, era un portento físicamente, hacia buenos controles, era un delantero muy completo" y no termina ahí la positiva descripcion: "Además era humilde, trabajador, se juntaba mucho con los veteranos, nos escuchaba, intentaba hacer lo que le pedías, éramos conscientes de que iba a tener un gran futuro. Fue un acierto y una suerte para el Valladolid poder ficharle sin que se le conociera mucho. No estuvo mucho tiempo porque tenía que dar el salto y se le veían unas condiciones muy buenas”. Efectivamente, en la segunda temporada, en el mercado de invierno fue fichado por el Athetic.

Para Víctor es complicado destacar una característica de Aduriz porque “es muy completo, lo tiene todo. Lo que más me llamaba la atención era el salto. Cualquier balón que botaras era para él porque saltaba y se quedaba en el aire. Tenía un control de pecho bestial, siempre se la quedaba. Tenía un nivel de lucha y de entrega grande, era muy completo” y destaca que, a nivel personal, “nuestra relación era muy buena, era muy accesible a todo el mundo, era muy alegre, tenía buena relación con todos. Es difícil que alguien te hable mal de Aduriz. Fue una pena disfrutarlo poco tiempo y en una época muy mala para nuestro club, en Segunda”.

El madrileño señala que mantiene relación con Aduriz porque “como mi hijo juega al fútbol, hablamos de vez en cuando, tiene su camiseta en la habitación colgada y firmada” y cree que ahora,mirando a futuro, “tiene que disfrutar de la vida. Los que hemos estado mucho tiempo ahí no es fácil, la vida del futbolista está llena de sacrificios, de mucha presión. Debe disfrutar de su casa, de su familia, aunque él ha estado mucho tiempo en su casa, lo importante es adaptarse al poscarrera y no sé qué querrá hacer ahora”.