ATHLETIC

"Se nos va una leyenda"

Los técnicos que entrenaron a Aduriz analizan para AS la ambición y voracidad goleadora del veterano delantero, que anunció el miércoles su inmediata retirada.

"Se nos va una leyenda"
LALIGA Diario AS

EI día después de que Aduriz anunciara su retirada, Lezama parecía aún más silenciosa. Su carrera ha estado articulada por un puñado de grandes técnicos, que celebran haber estado al lado de un goleador único. Hubo hasta quien le persiguió durante años. Como Mendilibar, que entrenó al Aurrera justo al año siguiente de salir Aritz. En el Bilbao Athletic se le escabulló igualmente por un año. Luego lo quiso fichar cuando tomó las riendas del Lanzarote, pero el delantero donostiarra prefirió ir al Burgos. Para más caprichos del destino, cuando al fin pudieron encontrarse, en la campaña 2005-06, el técnico fue cesado en Bilbao. El goleador llegó fichado en diciembre y ya no estaba en el banquillo Mendi. En el Real Valladolid, más de lo mismo: unos meses después de acabar la etapa del jugador empezó la del entrenador. "Un anhelo imposible", se resigna el actual preparador del Eibar.

Con Valverde sin duda tocó el cielo como futbolista. Una Supercopa, el único título de Aritz, alumbró el camino de ambos. "Se nos va una leyenda. Ha sido sorpresa por el momento, todos pensábamos que llegaría a final de temporada", explica el preparador de Viandar de la Vera, ahora en el paro tras la destitución en el Camp Nou, aludiendo a la final de Copa. "Entrenarle es muy fácil. Te lo hace muy sencillo, te lo da todo cada día", ahonda. El último gol se lo hizo a su Barcelona, una fantástica chilena en la primera jornada de Liga: "Cuando uno debuta quiere hacerlo con un golazo, y cuando se retira, también. ¡Se lo he visto hacer tantas veces! Cuando iba el centro pensaba: 'Si la coge bien, la va a meter".

Marcelo Bielsa pasó por su vida con su particular filosofía. Apadrinó el inicio de su tercera etapa en Bilbao, en 2012, y de saque confesó que no había pedido su fichaje, pero acabó rindiéndose a la realidad: "Es usted el delantero con mejores condiciones al que he entrenado". A Marcos Alonso lo conoció en el Real Valladolid en Segunda División entre 2004 y 2005. "Tengo de él un recuerdo sensacional, como persona y como futbolista". La segunda temporada, en Navidades, fue traspasado al Athletic, donde inició su segunda etapa. "¡Bien que lo notamos! Pasamos de estar peleando por el ascenso a acabar en mitad de la tabla", detalla el histórico exjugador, padre de un Marcos Alonso que se desenvuelve en la actualidad en el Chelsea. "Es una pena que no haya podido llegar hasta la final de Copa, pero Bilbao es mucho Bilbao, seguro que va a hacerle el homenaje que se merece. Tiene 39, ya lo ha estirado bien. Cuando hablaba con él, me decía que por cada año que pasaba, perdía un kilo. Hasta la última hora ha sido un grande, aunque este año por las lesiones no ha podido rendir como habría querido". Y acepta el reto de AS de dispensarle una despedida: "Su trayectoria ha sido impresionante, lo que ha hecho es memorable. ¡Bienvenido al rincón de los jubilados!".

Lopetegui también tuvo una gran influencia en el 20. Le reclutó para la Selección y se convirtió en el goleador más veterano en la historia de La Roja, con 35 años. Al ser requerido para hablar de su etapa juntos, pone todas las facilidades del mundo: "Tuve la suerte de convivir profesionalmente con él en la Selección, lo convocamos varias veces por sus innegables méritos deportivos, a una edad además poco habitual y eso habla de dos cosas: el conocimiento de la profesión y lo que es ser un deportista". En efecto, el actual técnico del Sevilla considera que encarna esas dos cuestiones, "una es el conocimiento de la profesión como futbolista, como delantero, que le ha llevado poco a poco a optimizar sus condiciones, a pesar de la edad; y la otra, el cultivar lo que es un deportista, el cuidarse, el cada año mostrar una fisonomía un poco diferente o mejorada para poder aguantar el paso de los años". En definitiva, cree que "Aritz ha sido un auténtico ejemplo como deportista y como futbolista y también me consta como comportamiento fuera de lo que es el ámbito deportivo. Por lo tanto, sinceramente, mandarle un abrazo muy fuerte, decirle que es uno de los jugadores que ha dejado huella por todo lo que ha hecho y desearle la mejor de las suertes en el futuro".

Con Emery, un técnico con tres Europa League a sus espaldas, estuvo en el Valencia: "Enhorabuena por el camino, Aritz. Una época bonita juntos, donde demostraste tu profesionalidad y valores. Admiración por tu carrera, tu perseverancia y tu ambición por llegar y mantenerte tantos años hasta llegar a ser un símbolo del Athletic", le dedicó por las redes sociales. Con Manzano trabajó dos años en el Mallorca: "Hicimos un gran esfuerzo para ficharle. Su rendimiento fue más que notable, le pedíamos goles, pero además nos dio en el vestuario la dualidad de ser un gran jugador en el campo y de una mejor persona fuera de los terrenos de juego. Era muy querido por todos, muy cariñoso y entregado en todo momento".

Y el último que le ha disfrutado es Gaizka Garitano: "Si a Aduriz le doy 10 minutos hace dos goles. El entrenador del Athletic colmó de elogios al gran protagonista en el estreno de la competición. Es un animal competitivo. He jugado y entrenado a pocos así". Hoy le toca pasar el trago de la despedida oficial en la sala de prensa de San Mamés, con periodistas delante.