AFE

AFE se adhiere al 'Código de conducta' firmado por CSD, RFEF y LaLiga

La Asociación de futbolistas profesionales pretende seguir creando dinámicas de colaboración y diálogo constructivo entre los distintos actores del mundo del deporte español.

AFE se adhiere al 'Código de conducta' firmado por CSD, RFEF y LaLiga
Emilio Cobos DIARIO AS

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha anunciado que también se ha adherido al ‘Código de conducta para la ejemplaridad y la transparencia en la gestión del deporte’, que hace unos días firmaron tanto el Consejo Superior de Deportes (CSD), como la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, enmarcado dentro de los Acuerdos de Viana.

Este es el comunicado que AFE ha hecho publico y en el que anuncia que se ha integrado dentro del código:

"Nuestra asociación ha dado este paso durante la reunión, celebrada este jueves 21 de mayo, que ha mantenido el Grupo de Tareas para el Impulso al Deporte, siendo Diego Rivas (secretario general) el representante del sindicato en este equipo de trabajo. Con esta adhesión, AFE pretende seguir creando dinámicas de colaboración y diálogo constructivo, basadas en la honestidad, la resolución amistosa de los conflictos y el respeto mutuo entre los distintos actores del mundo del deporte español.

Este código promueve un clima de colaboración y respeto entre los agentes del deporte, que sea percibido por la sociedad como seña de identidad, de modo que sus directivos y gestores constituyan ejemplos inspiradores para la ciudadanía, como lo son los y las deportistas".

Los siete pilares básicos de este código son los siguientes:

1- Generar CONFIANZA entre las instituciones del sector constituye la base de un clima de colaboración entre los distintos actores. Éste resulta imprescindible en España para, a la vez, fortalecer la reputación internacional de nuestro deporte, una responsabilidad de todos, que sólo podrá emprenderse con el esfuerzo conjunto.

2- Actuar con INTEGRIDAD, para lo cual se da por sentado el obligado cumplimiento de las normas su letra y de su espíritu, para llevar a cabo un adecuado ejercicio de las competencias propias, así como el respeto a la autonomía de decisión de cada actor respecto a su institución.

3- Practicar el DIÁLOGO, sincero, honesto y constructivo, en la interacción de los distintos actores, a todos los niveles de sus organizaciones, en la toma de decisiones conjuntas, y en los procesos que requieran colaboración entre las partes.

4- Resolver de forma AMISTOSA los conflictos y las discrepancias, a través de mecanismos de mediación.

5- Ejercer el RESPETO mutuo y la MESURA en las declaraciones públicas, y especialmente durante el proceso de resolución de conflictos, cuya publicidad se evitará. Se huirá de descalificaciones y, en general, términos que dañen la reputación de las personas o las instituciones en ámbitos públicos, tales como reuniones, medios de comunicación y redes sociales. Se huirá de la difusión de desinformación o bulos relativos a las personas o instituciones.

6- Practicar la TRANSPARENCIA y el fomento de la ÉTICA, de acuerdo con los estándares internacionales y la legislación española. Se anima a dotar de peso, autonomía y mayor protagonismo interno a los Comités de ética con los que hayan decidido dotarse las respectivas organizaciones.

7- Cobrar conciencia de la EJEMPLARIDAD de directivos y gestores, en coherencia con los valores positivos del deporte. Éstos se reflejan en comportamientos concretos y reales que inspiren a la sociedad, muy especialmente a las jóvenes generaciones de directivos y líderes de la administración de instituciones o empresas deportivas, tanto públicas como privadas.