FRANCIA

El Toulouse negocia su venta al fondo estadounidense RedBird

En un comunicado, el Toulouse Fútbol Club (TFC) subrayó que RedBird, con el que mantiene "negociaciones exclusivas", tiene experiencia en el negocio del deporte.

El Toulouse negocia su venta al fondo estadounidense RedBird

El Toulouse, último clasificado en la primera división francesa de fútbol y condenado al descenso, anunció este jueves que negocia la venta de una participación mayoritaria del 85 % al fondo estadounidense RedBird Capital Partners.

En un comunicado, el Toulouse Fútbol Club (TFC) subrayó que RedBird, con el que mantiene "negociaciones exclusivas", tiene experiencia en el negocio del deporte, y con vínculos en Estados Unidos con equipos y ligas de fútbol, baloncesto o béisbol.

El presidente y principal accionista desde 2001 del club francés, Olivier Sadran, señaló que está convencido de que RedBird "dispone de las competencias y de los recursos necesarios para permitir que el TFC vuelva a la elite del fútbol francés respetando nuestros valores de ciudadanía y de implicación en el tejido económico local".

Sadran, por otra parte, dijo que tiene intención de conservar una participación minoritaria si se cierra la operación.

El fundador y asociado gerente del fondo, Gerry Cardinale, también insistió en su experiencia durante 20 años con equipos y ligas deportivas, y mostró su impaciencia por finalizar el acuerdo con el equipo de Toulouse para situarlo "en el camino del éxito en el futuro".

RedBird, que gestiona más de 3.000 millones de dólares en capitales propios, afirma buscar oportunidades de inversión en empresas a las que espera ayudar a crecer gracias a su capital de largo plazo, a su red de inversores y a sus "relaciones estratégicas".

El TFC está enfrascado en un contencioso para intentar evitar su descenso, un contencioso que corre el riesgo de agravarse con el voto de la Liga de Fútbol Profesional del miércoles en favor de que no haya descensos en la segunda división y que la temporada próxima jueguen 22 equipos, en lugar de 20.

Todo eso es consecuencia de la decisión de las autoridades francesas de no reanudar las competiciones de fútbol pese al inicio de la desescalada el 11 de mayo, y de que las instancias deportivas acordaran que la situación que había en la tabla antes del confinamiento es la que quedará fijada para la actual temporada.