VALENCIA

El lateral derecho es la posición 'maldita' en el Valencia

Piccini ha sido operado dos veces esta temporada, Correia no ha dado el nivel y Florenzi enfermó de varicela nada más llegar. Wass, reconvertido, el que más ha jugado.

Cristiano Piccini.
DAVID GONZALEZ

La intervención a la que fue sometido Piccini para extraerle una placa de su rodilla que le insertaron en la anterior operación, ha sido el último contratiempo para un lateral derecho del Valencia. Precisamente una de las posiciones que ocupó Celades durante su etapa de jugador es la que más dolores de cabeza le está dando desde que llegó al Valencia. Una posición maldita.

Todo empezó con Marcelino aún en el cargo. El 27 de agosto, Piccini se rompía la rótula en un entrenamiento. Con apenas unos días para el cierre del mercado el club contrató a Correia, de la mano de Mendes, por 12 millones. Un proyecto de jugador que apenas había jugado en la liga portuguesa.

Unos días después llegó Celades y pronto se dio cuenta que el luso aún no estaba maduro para ser una alternativa en el lateral del Valencia. Apenas ha jugado dos partidos de Liga (el segundo de ellos, en el Sadar, le condenó), 20 minutos en Champions y los dos duelos de Copa ante rivales de Segunda B. Hasta enero, todo lo demás lo jugó Wass, centrocampista reconvertido, que ha disputado 20 partidos (de 25) en Liga, 7 en Champions, uno en Copa y otro en Supercopa.

Para aportar descanso y competitividad al puesto, el club fichó a Florenzi, cedido por la Roma, en enero. Debutó con nota. Pero a los pocos días enfermó de una varicela y estuvo varias semanas en cuarentena. Sólo ha jugado tres partidos en Liga (ninguno completo), 11 minutos en Champions y tres minutos en Copa.

El parón por el coronavirus le dio tiempo a Piccini a ponerse en forma y parecía que Celades incluso podría tener más alternativas para el lateral. Pero el italiano volvió a sentir molestias y ha tenido que volver a pasar por el quirófano.