VALENCIA

César rastrea el mercado francés

Simakan (Strasbourg), Disasí (Niza) y Badiashile (Mónaco), en el radar de la secretaría técnica del Valencia para reforzar el eje de la zaga.

César Sánchez, en Paterna.
David Gonzalez DIARIO AS

César Sánchez, como tantos otros directores deportivos que habitan hoy en la incertidumbre generada por el COVID-19, está pendiente de infinidad de factores antes de dar el paso para cerrar fichajes (presupuesto, clasificación, ingresos por ventas…). Ello no implica que esté de brazos cruzados ni que tenga prioridades. El Valencia, de cara al año que viene, sabe que tiene que reforzar el eje de su zaga por cuestión numérica (Garay sigue sin renovar) y también deportiva (Mangala genera dudas físicas). De ahí que la intención sea incorporar dos centrales.

Hay un nombre que está en la mesa de Peter Lim desde hace meses, el de Diogo Leite (21 años, Oporto). La operación, de hecho, estaba avanzada, aunque el Valencia, tras la crisis sanitaria, frenó en seco sus pasos. Pero Leite sigue muy presente. Ello no quita que César y su equipo de trabajo, en los últimos meses, está rastreando en profundidad y recabando información sobre el mercado francés, en el que ya pescó el Valencia hace dos años a Moutar Diakhaby.

Entre los futbolistas que están siguiendo técnicos blanquinegros: Mohamed Simakan (20 años, Strasbourg), quien puede actuar tanto de central como de lateral; Benoit Badiashile (19 años, Mónaco), que ya fuera ofrecido hace un año al Valencia y cuyo club tiene ‘overbooking’ de centrales (6) y necesidad de vender dado que cuenta con 70 jugadores en nómina; Alex Disasí (22 años, Reims), que termina contrato en 2021 y al que siguen varios clubes de la Premier. Todos ellos cumplen el perfil de jóvenes pero con experiencia y son comunitarios (el Valencia, hoy, tiene el cupo cubierto con Gabriel Paulista, Kang-in Lee y Maxi Gómez).