DIDIER DROGBA

"Vino Mata y me dijo que creyera y yo casi me pongo a llorar"

El que fuera delantero del Chelsea, Didier Drogba, contó al detalle cómo vivió la Champions League de la temproada 2011-2012 contra el Bayern Munich.

Los jugadores del Chelsea, Didier Drogba y Juan Mata, durante la final de la Champions 2011-2012.

Didier Drogba contó en Twitter una curiosa anécdota sobre cómo consiguió hace años hacerse con la Champions League de la temporada 2011-2012. Tras la destitución de André Villas-Boas había sido despedido y Roberto di Matteo se hizo cargo del Chelsea: "Hace ocho años, el entrenador había sido despedido y nosotros, los jugadores, tuvimos una reunión de equipo en la que reconocimos haber sido en parte responsables de su marcha".

El marfileño explicó que habían sido culpables, al menos en parte, de la destitución del portugués, y tras una conjura de equipo decidieron olvidar los individualismos y dar prioridad al grupo para conseguir el ansiado trofeo: "El capitán, John Terry, habló, así como otros líderes como Frank Lampard o Peter Cech. Decidimos darlo todo en esta competición a pesar de la derrota contra el Nápoles por 4-1. Habíamos intentado lograr este trofeo durante ocho años no habíamos pasado de subcampeones. Todo el mundo acordó poner los egos a un lado y centrarnos en el mismo objetivo".

Pero el que fuera delantero del conjunto londinense explica también que fue Juan Mata la persona que más le inspiró para que eso fuera posible, ya que llevaba casi una década en el equipo y siempre se había quedado a las puertas: "Después de esa reunión le dije al joven Mata de 23 años 'por favor, maestro, me tienes que ayudar a ganar esto'. El me miró y me dijo 'estás loco. Tú eres Didier Drogba. Tú vas a ayudarme a ganarlo. Entonces le dije 'he estado aquí durante ocho años y nunca he ganado, así que creo que tú eres uno de esos que me va a ayudar a ganarlo. Incluso te compraré un regalo si ganamos'. Eso fue por febrero".

El Chelsea consiguió alcanzar la final, pero jugaban ante el Bayern Munich y los alemanes jugaban en su estadio. Por si fuera poco, a ocho minutos del final Thomas Müller deshizo el empate a cero con un tanto de cabeza que primero botó en el suelo. Eso hundió los ánimos de la plantilla blue, pero Mata se encargó de animar a sus compañeros, poco antes de que el propio Drogba anotase el empate de cabeza para certificar la prórroga: "Tres meses después, estábamos en Múnich, en la final, en su estadio, sumergidos en una oleada roja. Los locales se adelantaron a ocho minutos del final y mientras me disponía a sacar, desanimado, durante los últimos ocho minutos, el joven me dijo 'cree Didi, tienes que creer'. Casi llorando, le respondí mirando al marcador '¿creer en qué? Casi ha terminado. Iba a llorar como unos meses antes cuando perdí la final con Costa de Marfil. Último minuto, último saque de esquina. El primero para nosotros después de 18 para el Bayern Munich. Adivinad quien sacó ese córner... Juan Mata. Y el resto es historia. La lección es que siempre hay que creer".

Para colmo, en el tiempo extra, Drogba cometió un penalti, que Cech detendría a Arjen Robben (ex del Chelsea) para darle más dramatismo a la historia. Y en la tanda de penaltis, mata falló el único lanzamiento de su equipo, mientras que Ivica Olic y Bastian Schweinsteiger hicieron lo mismo para el Bayern Munich. Quedaba un lanzamiento y le correspondía realizarlo a Didier Drogba... y marcó, logrando la Champions League de 2011-2012, gracias a los ánimos de Juan Mata.

Petr Cech no pudo celebrarlo con el equipo

El guardameta checho, Petr Cech, fue uno de los héroes de aquel partido, pero tras ver las fotos subidas por el Chelsea en las redes sociales, ha explicado que él no pudo estar allí: "Desafortunadamente, es la primera vez que veo esas imágenes de las celebraciones en el vestuario porque no pude estar allí... estaba sentado en la sala de control antidopping".