HÉRCULES

El regreso de Portillo al Hércules empieza a coger forma

Nadie del club descarta ya su vuelta. Quique Hernández defiende su trabajo y su relación con Carmelo del Pozo es muy buena.

El regreso de Portillo al Hércules empieza a coger forma
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Javier Portillo dejó el Hércules el pasado 9 de diciembre. Ese día anunció que dejaba de desarrollar sus funciones como director deportivo y desapareció del Rico Pérez. Presionado por Juan Carlos Ramírez y por los pésimos resultados, el proyecto del madrileño se fue al traste. Su cabeza saltó por los aires para que Ramírez tomara el mando con los fichajes de Vicente Mir, para el banquillo, y de Paquito Escudero y Francisco Martínez, para la dirección deportiva.

Portillo, en su despedida, comentó que seguiría trabajando para el Hércules "desde otras parcelas" y que siempre estaría a disposición del club. Su salida, poco cuestionada por la afición, se produjo justo unos meses después de que el equipo acariciase el ascenso a Segunda, con Lluís Planagumà en el banquillo y liderando parte de las decisiones. Portillo aceptó su salida, pero su vuelta siempre ha estado encima de la mesa. El retorno de Quique Hernández a la presidencia también supuso un alivio para el exdirector deportivo, consciente de que el dirigente podría allanar su regreso a las oficinas del Rico Pérez dada su estrecha amistad.

Después de muchos meses de incertidumbre, ahora se empieza a especular de forma seria con el regreso de Portillo al Hércules. En los despachos del club nadie descarta ya su regreso. Incluso, alguno hace apuestas para ver qué puesto ocupará el madrileño. A Portillo se le ha puesto todo de cara con los galones que ha adquirido Quique Hernández. De hecho, el valenciano defendió el pasado viernes su trabajo en una charla telemática dirigida por el periodista Juanfran Millán. "Portillo hizo un buen trabajo el curso pasado. No entrará en la dirección deportiva, pero es accionista y hay que respetarle", comentó Hernández.

Otro punto a favor del madrileño es el posible fichaje de Carmelo del Pozo para la dirección deportiva. El segoviano recondujo su relación con Portillo en los últimos años tras la polémica de no aceptar su vuelta en su etapa de jugador. Del Pozo y el madrileño tienen buena sintonía en la actualidad. De hecho, el que puede ser el próximo director deportivo del Hércules no piensa oponerse a la presencia de Portillo, al que considera un buen profesional y no descarta en una secretaría técnica compuesta por varios miembros.

El principal obstáculo que puede encontrarse Portillo para regresar al Hércules, al margen del deterioro que sufrió al estar en primera línea, es Juan Carlos Ramírez. El empresario vasco, socio de Enrique Ortiz, nunca ha visto con buenos ojos al madrileño. Incluso, Ramírez se ha planteado su continuidad en el club por varios motivos, entre los que se encuentra el regreso de Portillo. No obstante, a Ramírez también se le ha visto de nuevo ilusionado con el Hércules 2020-21 y el posible fichaje de Del Pozo, por lo que podría mirar hacia otro lado y aceptar la vuelta de Portillo. El madrileño, mientras tanto, sigue viendo fútbol y esperando acontecimientos. Considera el Hércules su casa y jamás cerró la puerta a un posible regreso. Un retorno que empieza a coger fuerza.