BUNDESLIGA | DORTMUND 4 - SCHALKE 0

Achraf toma ventaja en el casting de cedidos del Madrid

El madridista aprovechó el escaparate en la vuelta del fútbol de élite, destacando ante el Schalke por su sobriedad en defensa y despliegue físico.

En el Dortmund 4-0 Schalke del Signal Iduna Park hubo mil detalles de un deporte en mutación por el coronavirus, pero pocos o ninguno se apreciaron a través de Achraf Hakimi (21 años). Lo que se pudo advertir en él de este nuevo fútbol fue por las obligaciones del protocolo sanitario, no por rendimiento. Como carrilero derecho en la línea de cinco del Dortmund, liberado pero no despreocupado de las tareas defensivas, como muestran sus siete recuperaciones, tres intercepciones y un despeje, la versión del canterano blanco fue muy similar a la que se le recordaba. Para él seguía siendo marzo, la mejor forma de mantener su nombre subrayado en el casting final de cedidos del Madrid.

Achraf supuso siempre una solución en la construcción de los de Favre. En estático, con 35 pases buenos (87,5% de acierto al decidir) y sólo 5 fallados; en movimiento, generando espacios o rompiendo líneas con la potencia de un velocista y la continuidad de un fondista. Con dos regates, en una de sus cuatro galopadas empezó a gripar Todibo, que no le cogía ni con lazo. Aunque en la segunda mitad se mantuvo más conservador, no dejó de asomarse puntualmente al ataque, la última vez ya en el 83', con gran poderío.

El internacional por Marruecos lo intentó con el gol, que le dio calabazas. Probó en una falta en el 13' que se acabó en la barrera igual que un disparo en el 40' se estrelló en un rival. Sus pulmones le llevaron también a trabajar activamente en la presión alta, colaborando en el fallo que originó el 2-0. Además, recibió dos faltas, provocando una amarilla. Una actuación muy completa, en fin, por si a alguien le quedaban dudas sobre su valía para el Madrid, una decisión que sin embargo ahora está más en su mano que en la del club...