Barcelona

El informe que no querrá leer Tebas: riesgo de infección si se inicia la competición

Un estudio elaborado por varios preparadores físicos de Primera , entre ellos los del Barcelona, ve imposible el riesgo cero en el caso que LaLiga se reinicie.

Un elaborado documento de treinta páginas, en el que han participado los preparadores físicos del FCBarcelona y el Valencia, entre otros, pone en entredicho el sueño del presidente de LaLiga, Javier Tebas, de regresar cuanto antes a la competición. El informe, el cual ha tenido acceso AS, lleva el poco atractivo título de "Regreso al entrenamiento y la competición en el fútbol profesional después de la alerta sanitaria del Covid 19 con énfasis en la reanudación de los entrenamientos y la gestión de la competición" y da la razón a los futbolistas que consideran un riesgo alto para su salud la posibilidad de reiniciar la competición.

De hecho, en dicho documento se enmarca a los futbolistas dentro del personal de alto riesgo de infección de coronavirus una vez que se empiece la competición. "Situaciones como las que nos vamos a encontrar, en la que se combinan altos niveles de estrés fisiológico y psicológico podrían exponer a los deportistas a un mayor riesgo de infecciones respiratorias, hecho que podría ser aún más relevante si el Covid 19 sigue activo", subraya el informe. Cuando se habla de estrés fisiológico, el estudio se remite al hecho de jugar cada 72 horas durante un mes y medio, que obligará a los deportistas a un sobreesfuerzo físico evidente, y más viniendo de un confinamiento de dos meses, suponiendo además un riesgo evidente de lesiones, mientras que el desgaste psicológico se entiende por la tensión inherente de estar jugándose el tramo final de la temporada, con los títulos y el descenso en juego.

Los expertos hablan directamente de "evidencia científica" para argumentar "el riesgo" de sufrir infecciones en el tracto respiratorio superior "cuando se incrementa los períodos de entrenamiento y se intensifica la competición", ya que "parecen provocar una disminución en la respuesta inmune".

Además esta situación se agravaría notablemente, según se infiere del informe, por culpa del confinamiento: "La exposición a elevados estresores psicológicos (como podría ser el confinamiento continuado durante casi dos meses al que se han visto sometidos los deportistas) puede descender los niveles de testosterona y de inmunoglobulina A (una proteína anticuerpo)". La falta de alguno de estos dos factores favorece la fatiga muscular y el mayor riesgo de infecciones respiratorias.

Parece evidente, en todo caso, tras el análisis de este documento, que por más protocolos de prevención y controles que imponga LaLiga, será prácticamente imposible por parte de los organizadores garantizar el riesgo cero de infección a los clubes.

En todo caso, el informe concluye que si finalmente se reinicia la competición se tengan en cuenta todos estos aspectos para el buen desarrollo de la actividad, incidiendo en la necesidad de abrir las opciones de jugar partidos en periodo de tiempo más amplios que las 72 horas así como de contar con un mes mínimo de tiempo de readaptación a los futbolistas a la competición: "Para minimizar la posible pérdida de condición física y el riesgo de sufrir infecciones respiratorias durante el período competitivo, sería importante alcanzar un alto nivel de condición física antes de empezar a competir, y evitar la exposición continuada a la competición con poco tiempo de recuperación entre partidos".