PRIMERA

Rubiales y Tebas firman un código de buena conducta

Irene Lozano les arranca por escrito el compromiso de "resolver de forma amistosa los conflictos". Es el primer paso para detener la batalla judicial entre LaLiga y la RFEF.

Rubiales y Tebas firman un código de buena conducta
Europa Press News Europa Press via Getty Images

Irene Lozano lo ha vuelto a hacer. La presidenta del CSD ha convocado esta mañana en su despacho a los presidentes de LaLiga y de la Federación y les ha hecho firmar un código de conducta, uno de los acuerdos que se tomaron en el pacto de Viana. Tebas y Rubiales han firmado un documento en el que se comprometen, entre otras cosas, a "resolver de forma amistosa los conflictos", lo que abre la puerta a retirar las decenas de demandas que se tienen interpuestas.

Además, el código establece que ambos deberán practicar el diálogo "sincero, honesto y constructivo, en la interacción de los distintos actores, a todos los niveles de sus organizaciones, en la toma de decisiones conjuntas, y en los procesos que requieran colaboración entre las partes". El documento también les anima a "generar confianza entre las instituciones del sector constituye la base de un clima de colaboración entre los distintos actores. Éste resulta imprescindible en España para, a la vez, fortalecer la reputación internacional de nuestro deporte, una responsabilidad de todos, que sólo podrá emprenderse con el esfuerzo conjunto".

El código consta de siete puntos que tanto Tebas como Rubiales, que parecen haber aparcado sus viejas rencillas gracias a la mediación de Irene Lozano, han firmado y contempla también que  se ha de "cobrar conciencia de la ejemplaridad de directivos y gestores, en coherencia con los valores positivos del deporte. Éstos se reflejan en comportamientos concretos y reales que inspiren a la sociedad, muy especialmente a las jóvenes generaciones de directivos y líderes de la administración de instituciones o empresas deportivas, tanto públicas como privadas".

El documento concluye: "La adhesión a este Código de Conducta implica la aceptación de sus siete pilares éticos y el compromiso inequívoco de ejecutarlo dentro de las entidades o instituciones firmantes a través de sus normas y de mecanismos eficaces que garanticen su cumplimiento", y lo firman Javier Tebas y Luis Rubiales junto a la presidenta del CSD, Irene Lozano.