MÁLAGA

El gol que metió al Málaga en la Champions cumple ocho años

El 13 de mayo de 2012 el equipo de Pellegrini ganó 1-0 al Sporting en la última jornada de Liga con un gol de Rondón que certificó su clasificación para la máxima competición europea.

0
El gol que metió al Málaga en la Champions cumple ocho años
MARIANO POZO DIARIO AS

El Málaga celebra hoy la efeméride de un partido que formará para siempre parte de su historia más brillante. El 13 de mayo de 2012 Salomón Rondón certificó, con un cabezazo tras un córner botado por Santi Cazorla, el billete para la disputa de la Champions League. Su gol al Sporting de Gijón (el encuentro finalizó 1-0) aseguró la cuarta plaza del equipo entonces entrenado por Manuel Pellegrini y le clasificó para la disputa de la ronda previa de la competición de clubes más importante del mundo. De rebote, mandó al Sporting a Segunda División.

“Ese gol significó mucho para mí”, rememoraba recientemente en AS el ariete venezolano, que no ha parado de repetir en los últimos meses que su objetivo es retirarse en La Rosaleda. El Málaga escribió aquella tarde ante el Sporting los primeros versos de su epopeya europea. Por entonces, el jeque ya había cerrado el grifo y los problemas económicos se acumulaban. Rondón no pudo disfrutar de las proezas blanquiazules por el viejo continente porque el club tuvo que venderle poco después de urgencia al Rubin Kazan.

Ese verano tuvo lugar todo el lío de Campoamor con Pellegrini y la plantilla pendiendo de un hilo y el club en una encrucijada que obligó a las ventas exprés de Cazorla (al Arsenal) y Rondón para mantenerse en pie. La situación era crítica y Pellegrini tiró de Fabrice Olinga (16 años) como delantero titular para disputar la eliminatoria ante el Panathinaikos. Aun así, le sobró para apear a los griegos (2-0 en Málaga y 0-0 en Atenas) y colarse en la fase de grupos de la Champions.

La historia posterior es de sobra conocida. Noches inolvidables ante Zenit (3-0), Anderlecht (0-3), Milán (1-0) y Oporto (2-0). El malaguista soñó despierto durante meses hasta el injusto y doloroso varapalo de Dortmund. El clamoroso error final de Craig Thomson y sus asistentes impidió que la hazaña de aquel equipo fuese aún mayor. Los 32,1 millones que ingresó el Málaga por su excelsa participación en la Champions evitaron el hundimiento de la entidad, ya entonces sumida en un caos económico e institucional.

El Málaga, fruto de la desidia y la insensatez de Al Thani, ha ido desangrándose desde entonces hasta verse hoy judicializado, navegando a contracorriente en Segunda y recordando con mucha nostalgia el gol de Rondón con el que hace ocho años dio comienzo la andadura más bonita de su historia.