RAYO VALLECANO

'L'Equipe': acusan a Imbula, ex del Rayo, del robo de un vehículo

El futbolista ha emprendido acciones legales contra Morgan B, el hombre que asegura haber comprado su coche al jugador antes de que se lo sustrajera, por intento de fraude y chantaje.

Artículo de L'Equipe sobre Imbula, ex del Rayo.

Muchos rayistas recordarán a Giannelli Imbula. El centrocampista del Stoke City jugó cedido la pasada temporada en Vallecas. Pues bien, el futbolista está en el ojo del huracán, tal y como ha desvelado el periódico L'Équipe, ya que pesa sobre él la acusación del robo de un vehículo. Sin embargo, el caso tiene miga. Imbula asegura que ha sido víctima de un intento de fraude y de chantaje, por lo que ha emprendido acciones legales contra este hombre que le acusa de sustraerle el Audi.

Los hechos datan del verano de 2018. El jugador viajaba junto a su primo, en un Audi RS3, cuando sufrió un accidente. Para reparar los daños ocasionados durante el siniestro, contactaron con un mecánico amigo del primo. Éste se presentó con un hombre llamado Morgan B, propietario de un negocio relacionado con el sector de la automoción, que le ofreció dañar aún más el coche y asumir, posteriormente, la responsabilidad del accidente. De modo que su compañía de seguros se hiciese cargo de la reparación.

Imbula aceptó el trato, aunque niega conocer que eso entrañaba ser partícipe de una estafa a la aseguradora. Fueron pasando las semanas sin que el futbolista tuviese noticias de su automóvil. Al contactar con Morgan B, éste le justificó su silencio alegando que había sido arrestado debido a la denuncia de su aseguradora por estafa. Momento en que pidió al jugador el certificado de registro del vehículo y otro de venta para demostrar que él era el propietario del Audi en cuestión.

Así llegó el mes de septiembre. Según esta información, Imbula, harto de no tener novedades respecto a su coche, usó la geolocalización y su primo acudió a recuperarlo con el otro juego de llaves. Cuando Morgan B advierte la ausencia del vehículo denuncia su robo, que tiempo después es interceptado en un control de carretera, conducido por el hermano del jugador. Morgan B negó categóricamente las acusaciones y aseguró que adquirió legalmente el coche por 30.000 euros.

El caso está en manos de la Justicia que será quién esclarezca los hechos acontecidos mientras el centrocampista ponía rumbo a Madrid para fichar por la Franja...