PORTUGAL

La Liga de Portugal vuelve el 4-J

A falta de diez jornadas, Oporto y Benfica se disputan el título de campeón. También regresan la Bundesliga de Austria (principios de junio) y la Liga de la República Checa (28-M).

El Benfica celebra un gol esta temporada.
PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP

Ya es oficial. Otra de las grandes ligas del continente está de vuelta. La Liga NOS regresará el próximo 4 de junio, siempre y cuando la pandemia siga evolucionando favorablemente en el país vecino. La competición ha emitido un comunicado oficial en el que marca las pautas de regreso. Por supuesto, los duelos serán a puerta cerrada y extremando al máximo las medidas de seguridad.

En la nota de prensa que adjunta la Liga portuguesa, se alude al fútbol a que "sirva como modelo para la reanudación de otras actividades económicas". Así pues, todo está preparado para la disputa de las diez jornadas todavía pendientes. Un año más, Benfica y Oporto se disputarán el título de campeón. Por el momento, el equipo de la capital es el perseguidor, con un punto de desventaja para con el conjunto en el que todavía milita Iker Casillas. En la República Checa también vuelve el fútbol: el 28 de mayo se reanudará su competición.

La Bundesliga de Austria vuelve en junio

La Bundesliga de Austria, suspendida a mediados de marzo por el coronavirus, se reanudará a puerta cerrada a principios de junio, y los futbolistas podrán comenzar a entrenarse con contacto físico a partir de este viernes.

Quedan pendientes diez jornadas y la final de la Copa entre el Red Bull Salzburgo y el Austria Lustenau, por lo que se espera que el campeonato acabe hacia finales de julio. La fecha exacta para la reanudación del campeonato se conocerá en los próximos días.

"Si los entrenamientos comienzan el 15 de mayo, supongo que podemos reanudar el campeonato en la primera semana de junio", confió este martes en una rueda de prensa el presidente de la Bundesliga, Christian Ebenbauer.

El ministerio de Sanidad, la Federación de Fútbol y la Bundesliga austriaca han acordado un protocolo de actuación que prevé que solo el jugador que dé positivo entre en cuarentena. El resto del equipo -incluido el cuerpo técnico, preparadores y otro personal- continuará entrenando y jugando limitando los contactos sociales fuera del campo y con frecuentes test PCR. El control frecuente tiene como objetivo detectar pronto posibles casos y contener así los contagios para que la competición pueda continuar hasta el final del campeonato.

Ya antes del primer entrenamiento, todos de la plantilla se someterá a pruebas PCR. "Luego pueden moverse libremente, entrenarse y jugar, pero se les anima a minimizar sus contactos sociales", subrayó Ebenbauer. Los equipos también contarán con un "diario sanitario" en el que se apuntarán mediciones de temperatura y otros datos que permitirán apreciar cualquier variación en la salud de los jugadores.

El LASK de Linz lidera la liga con tres puntos de ventaja sobre el Salzburgo, ganador del título en las últimas seis temporadas. En Austria, un país de 8,8 millones de habitantes, se han detectado casi 16.000 casos y 623 fallecimientos por COVID-19.