COSTA RICA

El fútbol de Costa Rica vuelve el 20 de mayo sin público

El reinicio del campeonato costarricense se hará bajo fuertes medidas sanitarias. Se busca dar "un mensaje positivo a nuestra sociedad".

El fútbol regresa a Costa Rica.

La liga de Primera División de Costa Rica se reanudará el próximo 20 de mayo con todos los partidos a puerta cerrada hasta nuevo aviso debido a la pandemia del coronavirus, informaron este lunes los organizadores. "Después de una larga espera el fútbol regresa a nuestras canchas a partir del próximo 20 de mayo, jugando domingo, miércoles, domingo hasta finalizar. De haber una gran final será el 1 de julio", declaró en una videoconferencia de prensa el presidente de la Unión Nacional de Fútbol (Unafut), Julián Solano. El Torneo Clausura fue suspendido el pasado 17 de marzo cuando se habían jugado 15 de las 22 jornadas de la primera fase.

La Unafut, que aglutina a los clubes de la primera división y organiza el Torneo, presentó una serie de protocolos que fueron aprobados por el Ministerio del Deporte y el Ministerio de Salud. Esos protocolos establecen el distanciamiento de los jugadores en los entrenamientos y autobuses, poco personal en los estadios, cantidad de prensa limitada en los partidos, prohibir los saludos entre jugadores, entre otros.

El Ministerio de Salud anunció este lunes que a partir del 16 de mayo quedan habilitadas las actividades deportivas de contacto, pero sin la presencia de público, como parte del plan de desescalada de las restricciones a diversas actividades económicas.

El presidente de la Unafut destacó que el fútbol es una industria de la que dependen miles de personas y que con el regreso a la actividad Costa Rica "da un mensaje positivo a nuestra sociedad y el mundo entero". Solano adelantó que los clubes han aprobado la recomendación de FIFA de habilitar hasta 5 cambios por partido.

El pasado 24 de marzo la Asociación de Jugadores Profesionales de Fútbol (Asojupro) de Costa Rica anunció un acuerdo salarial con los clubes de la Primera División, que establece pagos diferenciados ante la suspensión del torneo. Después del 15 de marzo los clubes se comprometieron a mantener el salario completo a quienes ganen 500.000 colones (870 dólares) o menos por mes. A quienes ganen más, el club paga los 500.000, más la mitad del resto de su salario. El acuerdo también señala que una vez que se reanude la Liga costarricense los jugadores recibirán el 75 % de su salario si la reanudación es con público, y el 60 % si la orden es jugar a puerta cerrada.