RACING

Barral protagoniza la primera lesión muscular tras el parón

El gaditano llegó a Santander con sobrecarga en el sóleo tras haber estado corriendo sobre asfalto durante la última semana. Deberá parar varias semanas

Roberto González

La vida sigue igual en La Albericia. Afortunadamente, ninguno de los futbolistas del Racing está afectado actualmente por el coronavirus pero las lesiones musculares, auténtico talón de Aquiles del equipo durante el curso, siguen ahí. El Racing se confinó en medio de una plaga de lesiones musculares y vuelve del confinamiento con una nueva lesión muscular. Apenas un cuarto de hora después de llegar a las Instalaciones de La Albericia, David Barral las abandonaba en el coche del médico, el doctor Mantecón, camino de ser objeto de una resonancia magnética en el sóleo de su pierna derecha.

Según el Racing, el jugador “llegó sobrecargado a las Instalaciones de Nando Yosu” y el propio futbolista reconoció que el problema se le había generado “por estar corriendo la semana pasada por asfalto”. A falta de un diagnóstico oficial que fije el grado exacto del desgarro muscular, y pese a que las sensaciones del jugador no son malas, lo más probable es que el gaditano pase en el dique seco las próximas semanas.

El resto de la sesión, que abrió Cejudo a las 10:00 y cerró Papu a partir de las 12:15, discurrió con normalidad. Los futbolistas, llegaron en sus coches, todos menos Luca portando una mascarilla, y se ejercitaron por separado durante unos 45’. Aunque se hizo un gran esfuerzo por mantener la distancia llamada ‘de seguridad’, algún futbolista no se pudo contener y chocó el codo con algún compañero. La nueva normalidad.