ATLÉTICO DE MADRID

Hamburgo y el día que cambió la historia del Atlético

El 12 de mayo de hace 10 años y en la ciudad alemana el Atlético ganó su primera Europa League. En una década ha ganado títulos, triplicado los socios y también el presupuesto.

Hamburgo y el día que cambió la historia del Atlético.
ADRIAN DENNIS AFP

El 12 de mayo de 2010 fue uno de los días más importantes de la historia del Atlético de Madrid. Ese 12 de mayo el equipo madrileño, en Hamburgo, ganó la Europa League y rompió una racha de 48 años sin ganar un título europeo. Sí se había llevado la Intercontinental, pero desde la Recopa del 62 el Atlético no había ganado un trofeo continental. El nombre del club rojiblanco volvió a sonar fuerte en Europa y ese fue el punto de inflexión para todo lo que ha llegado más tarde: diez años de éxitos, de estar entre los mejores, de partidos legendarios...

 Las diferencias entre el Atlético de hace diez años y el actual son enormes. En esa campaña 2009-10 el presupuesto era de 123 millones de euros. Ahora, este ejercicio, ha sido de 500, lo que le permite al Atĺético tener más opciones para encontrarse en la élite. Esa Europa League, de la mano de Quique Sánchez Flores, dio paso posteriormente a una Supercopa de Europa, ganada ante el Inter. Y el Atlético comenzó a ganarse el respeto del fútbol continental. Se fue Forlán, pero llegó Falcao. Y gracias a los triunfos, grandes jugadores. En estos diez años el Atlético, después de esos dos títulos, y ya de la mano de Simeone, ganó una Liga, una Copa, una Supercopa de España, dos Europa League y dos Supercopas de Europa. Y fue finalista dos veces de la Champions. El Atlético, desde 2010, ha jugado una final europea cada dos años, siempre los pares.

Ese 12 de mayo de 2010 De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López; Reyes (Salvio, 78'), Assunçao, Raúl García, Simao (Jurado, 68'); Forlán y Agüero (Valera, 119') pasaron a la historia del Atlético en Hamburgo. Forlán marcó dos goles ante el delirio de una hinchada que volvía a creer en los suyos. En LaLiga el Atlético fue noveno, con 47 puntos. Barcelona, Real Madrid, Valencia y Sevilla fueron los cuatro primeros. Diez años después el Atlético es un asiduo entre los tres primeros del campeonato.

El club rojiblanco tenía 48.639 socios al cierre de la campaña 2009-10. Ahora supera los 130.000, algo impensable para los rectores del club madrileño. Eso supone una fuerza social muy grande, además de una importante cantidad económica. Al amparo de ello el Atlético cambió de casa, se fue del añorado Vicente Calderón al Wanda Metropolitano. Pasó de los 54.800 espectadores del Manzanares a los 68.000 del nuevo estadio, que acogió por primera vez en la historia del Atlético una final de Champions. El club madrileño, en una decisión no exenta de polémica, cambió de escudo. Todo esta explosión comenzó una noche en Hamburgo en el que ahora Rey de España, antes Príncipe, no quiso perderse. Volvió a Madrid con el trofeo y con la bufanda del Atlético.