REAL MADRID

El interés blanco por Camavinga tiene en jaque al Rennes

Pinault padre ha dado orden de que no salga, pero la inestabilidad institucional es evidente y no se quiere repetir el ridículo hecho con la venta de Dembelé.

El interés del Real Madrid por Camavinga tiene en jaque al Rennes, un club propiedad del magnate François Pinault, ya de 83 años, que es la tercera fortuna de Francia. Pinault tiene delegada la gestión de la entidad en su hijo hijo François-Henri Pinault (57 años, casado con Salma Hayek). Y ya ha dado instrucciones de que Camavinga es una cuestión de estado. No quiere el magnate que su salida empañe la mejor clasificación histórica del Rennes (el tercer puesto) que le dará acceso a jugar la previa de la Champions. Por otro lado, Pinault no quiere que se repita el ridículo que el Rennes vivió con Dembelé, que fue vendido al Borussia por 20 millones y un año más tarde los alemanes lo vendieron al Barça por 140. El problema es que el interés del Madrid por Camavinga pilla al Rennes en una situación de inestabilidad institucional.

Tras la destitución de Letang, el anterior presidente, precisamente por filtrar a L’Equipe unas informaciones referentes a Camavinga y dejarse querer por el Madrid, el nuevo CEO, Nicolas Holveck, de 48 años, pisó por primera vez su despacho de la ciudad deportiva el pasado lunes. Fue nombrado el 18 de marzo, pero ese nombramiento coincidió con el estallido de la crisis del coronavirus. Ex vice-presidente del Nancy y también ex director general sistente del Mónaco, Holveck es el que tiene la difícil tarea de retener a Camavinga. Difícil, porque el centrocampista sólo tiene contrato hasta 2022 y este verano el Rennes está obligado, en cierto modo, a renovarle o venderle (si esperara al periodo estival de 2021 estaría en una posición ya de clara desventaja para lo segundo).

El jugador está muy ligado sentimentalmente al Rennes, sobre todo al staff técnico, es la baza que juega el Rennes. Mathieu Le Scornet (37 años), el segundo del técnico de Julien Stéphan (39), fue quien lo reclutó para la cantera del Rennes cuando Camavinga tenía sólo 12 años. El jugador lo considera un miembro de su familia y no falta a ninguno de sus cumpleaños. También tiene el jugador mucho vínculo emocional con Julien Strephan, no en vano le entrenó en la cantgera del Rennes y le hizo debutar. Pero los dos técnicos prefieren mantenerse al margen. Respetan los deseos de Camavinga. Y el jugador, ante una oferta del Real Madrid, está preparado para partir. Se siente maduro para el cambio, según afirma a este periódico su entorno más directo.

El otro hombre que está llamado a solucionar la papeleta en el Rennes, el nuevo director deportivo, ni siquiera ha aterrizado aún en Rennes. Es Florian Maurice (46 años), el actual responsable de fichajes del Lyon (descrubrió a Mendy) y jefe del departamento de ojeadores. Su llegada al Rennes ha sido confirmada en la prensa por Jean-Michel Aulas, presidente del Lyon, aunque de momento sigue si ser oficial. Trató con el Real Madrid cuando fichó a Mariano Díaz en el 2017 por ocho millones. Poco después lo volvió a vender al Madrid por 33 más variables.

Todas las alarmas se han disparado en el Stade Rennes por el interés del Madrid en Camavinga. Pero no es el único: PSG y Juventus también se han interesado de manera formal por el jugador… Ante ese escenario de inestabilidad, además, Camavinga vuelve hoy martes a los entrenamientos con su equipo tras el confinamiento. Estará trabajando allí hasta final de mes. Luego, como dijo en una reciente entrevista, decidirá su fiuturo…