FRANCIA | LIGUE 1

Tensión entre Villas-Boas y la directiva del Marsella

El técnico portugués considera que no hay medios suficientes como para garantizar un equipo competitivo y ya avisó de que podría salir.

Tensión entre Villas-Boas y la directiva del Marsella

Hace una semana, André Villas-Boas sembraba el pánico en el Olympique de Marsella tras unas declaraciones en las que no aseguraba su presencia en el equipo la próxima temporada. El técnico había pedido fichajes que avalen una plantila sólida y que permitan al OM competir en la Champions League. Según L'Equipe, las negociaciones entre el portugués y la directiva del club "phocéen" son cada vez más tensas.

El Marsella se enfrenta a un mes de junio bastante complicado. El gigante francés conocerá la decisión de la UEFA sobre su participación en la próxima edición de la máxima competición continental (amenazada por el Fair-Play Financiero), además de tener que hacer un milagro financiero para acometer fichajes de primer nivel. A pesar de que han sonado Mbaye Niang (Rennes) y Kang-In Lee (Valencia) para reforzar al equipo, la única certeza hoy en día es que en Marsella no hay dinero y más tras el déficit de 78 millones que arrastra de la última temporada.

Pero no solo Villas-Boas tiene discrepancias con Jacques-Henri Eyraud, presidente del OM. Los jugadores apoyan de forma unánime a su técnico y consideran que las cosas no se están haciendo de la mejor forma posible. Mandanda, Payet o Thauvin, pesos pesados en el vestuario, ya avisaron de que una bajada de los salarios podrían provocar la salida inmediata de los que son los tres jugadores que más dinero perciben de la plantilla. Los rumores sobre una posible venta del club al Príncipe Al-Waleed Bin Talal, miembro de la Familia Real Saudí, han incrementado la tensión en uno de los equipos más complicados del fútbol francés.

La continuidad de Villas-Boas en el Olympique de Marsella sigue siendo una incógnita. El ex del Porto quiere que Zubizarreta tenga un importante peso en la confección de la plantilla, además de querer unas garantías en cuanto a fichajes se refiere que todavía no han sido aseguradas por Franck McCourt, dueño del OM desde hace 2 años y medio. Las próximas semanas serán clave para determinar el futuro de una entidad que ha conseguido volver a la Champions League seis temporadas después.