REAL MADRID

Jovic no levanta cabeza

Un año después de conocerse su fichaje por el Madrid, nada es como se suponía. La temporada de Jovic no podía ser peor: sequía, líos en su país y ahora una lesión...

Luka Jovic (21 años) no ha comenzado con buen pie en el Real Madrid. El 3 de mayo de 2019, AS adelantaba que el club blanco fichaba al delantero serbio, la sensación goleadora del Eintracht, a cambio de 60 millones de euros. Una cantidad importante para un jugador joven, pero, con 26 goles en 44 partidos por aquel entonces, era una de las ‘piezas’ más cotizadas del mercado. El Barça tocó a su puerta, pero el serbio se la acabó abriendo al Madrid. Las expectativas eran enormes. Tras la sangría que supuso la marcha de Cristiano a la Juventus, al equipo de Zidane llegaba una transfusión de goles. Un año después, nada es como se suponía. Jovic, por falta de adaptación o mal fario, no se ha descorchado, es un jugador con un peso casi residual (sólo dos goles en 770 minutos), se ha visto señalado por la polémica en Serbia ('apartado' por Tumbakovic en la selección tras varios rifirrafes y criticado por el gobierno de su país tras saltarse las normas de confinamiento), y ahora, nada más volver de su país, cae lesionado antes de reanudar los entrenamientos con el Madrid.

La vuelta de Jovic a la capital de España tras el confinamiento en Belgrado estaba llamada a ser una suerte de 'Volver a empezar'. Pero el serbio vive en continuos nubarrones. La lesión que ha sufrido este viernes entrenándose en casa y que puede tenerle cerca de dos meses apartado de los terrenos de juego es el último contratiempo que encapota su primer año de blanco. Ha pasado de fichaje ilusionante a ser mirado con recelo. Jovic se ha encontrado con más trabas que goles (sólo dos, uno cada 385’): la falta de adaptación al juego del equipo y de dominio del castellano, la mala suerte (ha rematado dos veces al palo) y el VAR (dos goles anulados por fuera de juego). Incluso el Bernabéu le volvió la espalda. "El público era muy duro", dijo después de ‘liberarse’ con un gol al Leganés. Zidane quiso enchufarle y le lanzó varios cables: "Es el futuro, tiene 21 años, va a meter muchos goles y es muy bueno. Hay que tener paciencia", dijo en conferencia de prensa. Una paciencia que el técnico pareció empezar a perder antes del parón por el coronavirus: le dejó fuera de la lista los tres últimos partidos de Liga, incluido el Clásico donde sí convocó al olvidado Mariano, que con su actuación ‘señaló’ a Jovic: salió un minuto ante el Barça y metió un gol. Y esta lesión tampoco le ayudará...

Oscuridad, polémica y a empezar de cero

En medio de esa oscuridad e incertidumbre, y en plena crisis internacional por el COVID-19, viajó el serbio a su país, donde 'causó' otro disgusto: se saltó las normas de confinamiento y fue duramente criticado por el Gobierno. Incluso el presidente del país, Aleksandar Vucic, le advirtió indirectamente que si volvía a salir de casa quebrantando las órdenes gubernamentales sería arrestado. Jovic pidió perdón y se dedicó a seguir a rajatabla el plan físico que le elaboró Gregory Dupont y a pasar tiempo con su pareja y su hijo. En su mente no cabe otra opción que subirse al tren de Zidane y triunfar en el Madrid. Espejos tiene donde mirarse. Tras momentos de zozobra, el entrenador francés ha logrado enganchar a Courtois (de pitado a salvador), a Vinicius (ha trabajo mucho con él los remates después de los entrenamientos y ha ganado confianza), a Isco (le revitalizó tras su depresión con Solari), Kroos (desconocido el año pasado, recobró este el ánimo y el tono)…

“Le he dicho un par de veces que realmente tiene todo para ser un atacante enorme. Jugar en el Real Madrid también conlleva mucha presión, responsabilidad y todo eso, pero nuevamente digo que es joven, tiene muchas temporadas y fútbol por delante”, confesó Mitrovic, delantero del Fulham y compañero del madridista en la selección antes de ser ‘apartado’ por Tumbakovic. Una postura que, a pesar de todo, aún se sostiene en el Bernabéu. AS publicó el 12 de abril que en el Madrid tienen fe en Jovic: “Luka está en la edad perfecta para crecer como futbolista y como persona, firmó un contrato hasta 2025 y contamos con él. El primer año no es fácil para nadie por su adaptación a un nuevo país, lengua y cultura, pero conocemos su potencial y aquí nadie duda de sus posibilidades". Sin embargo, parece haber sido castigado con una maldición. Este lunes regresó a Madrid para reanudar los entrenamientos, justo un año después de darse a conocer su fichaje por el club madridista, y cuatro días después el club informa que sufre una fractura extraarticular en el hueso calcáneo. Definitivamente, Jovic no ha comenzado en el Madrid con buen pie...