INTERNACIONAL

Gary Neville: “El impulso de Cristiano está fuera de este mundo”

El exjugador del United analizó en Sky Sports la transformación del delantero en 2006, el año del Mundial de Alemania, donde Portugal acabó cuarta: “Tenía fuego, hambre”.

Gary Neville: “El impulso de Cristiano está fuera de este mundo”
Daniele Badolato - Juventus FC Juventus FC via Getty Images

"El impuso de Cristiano está fuera de este mundo, en años no había visto un jugador parecido en Old Trafford". De esta manera tan categórica Gary Neville, excompañero del portugués en el Manchester United, describió a Cristiano Ronaldo, al tiempo que reconoció que el punto de inflexión de su despegue como jugador se produjo en el Mundial de Alemania, en 2006, donde Portugal, liderada por Cristiano, acabó cuarta. "En esa temporada 2006-07 estuvo impresionante. Tenía fuego dentro, hambre".

Según Neville, ése fue precisamente el inicio de la carrera meteórica de uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia que en 2009 acabaría fichando por el Real Madrid y escribiendo, junto al club blanco, una de las páginas más brillantes de la historia de ambos.

Gary Neville cree que la Copa del Mundo 2006 fue un punto de inflexión en la carrera de Cristiano Ronaldo en el Manchester United y lo condujo por el camino para convertirse en uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia: "Estaba increíblemente motivado. Lo conocía más profesionalmente que personalmente, pero su impulso estaba fuera de este mundo".

Aspiración individual sobre el equipo

El exjugador del United destaca el egocentrismo de Cristiano como el motor de su motivación para ser el mejor: "Era uno de los pocos jugadores que reconocía que los trofeos individuales eran importantes para él. La mayoría diría que el equipo es más importante, pero él decía: 'Quiero ser el mejor jugador del mundo porque a su vez ayudaría a mi equipo'. Quería ser el mejor del mundo y lo que ha hecho durante muchos años es excepcional.

Neville también repasó las obsesiones de Cristiano: "Tenía una obsesión con marcar goles, con aplicarse todos los días, con ser el mejor. Fue subiendo su nivel cada año. No tengo dudas de que querrá seguir jugando y superar los números de Pelé. Quiere ser el mejor de todos los tiempos y a su vez garantizar que los equipos en los que juega tendrán éxito".