MIGRANTES DEL BALÓN

"Somos los más perjudicados, pero no podemos hacer nada"

Mario González, el único español de la Ligue 2, valora el final de la temporada en Francia. Su equipo, el Clermont, no podrá luchar por el ascenso a la Ligue 1.

0
mario gonzalez mariete ligue 2
Clermont Facebook

El punto y final de la temporada futbolística en Francia dejó grandes perjudicados, pero nadie puede lamentarse más que el Clermont Foot 63. El equipo de Mario González, el único futbolista español en la Segunda División gala, estaba completando una de las mejores temporadas que se le recuerdan. Quinto tras 28 jornadas, el cuadro 'reuge y bleu' aún soñaba con ascender a la Ligue 1. "Nosotros, Troyes y Ajaccio somos los grandes perjudicados, pero no podemos hacer nada. Es una pena porque estábamos en una gran dinámica", analiza González.

Y así es. Si solo tenemos en cuenta las últimas 15 jornadas de la Ligue 2, Clermont Foot 63 lideraría la clasificación con dos puntos más que el Lorient. El club situado en la región de Auvernia tan solo había perdido uno de sus últimos 15 partidos de liga. El resto de resultados, nueve victorias y cinco empates que colocaban al equipo de Mario González como un serio candidato al ascenso. "Había encontrado mi sitio cuando la competición fue suspendida por el coronavirus", lamenta el español, cuyos goles dieron a su equipo sendos triunfos frente a Nancy y Lorient.

"La Ligue 2 es una competición muy interesante. Tiene muchos jugadores jóvenes con muchísimo potencial. Me sorprendió. Nunca pensé que fuera tan competitiva"

Mario González, jugador del Clermont

"Lo justo habría sido jugar, pero no sirve de nada lamentarse. Toca seguir trabajando y prepararnos para la próxima campaña, que ojalá sea igual de buena o mejor", admite González, quien "habría apurado el máximo para intentar acabar la temporada". "Merecíamos más, pero habría sido complicado encontrar una solución que contentara a todos. Nuestro presidente, Ahmet Schaefer, propuso disputar al menos el 'play-off' de ascenso. El club ha trabajado hasta el último día para llegar a un término que no nos perjudicara, pero las decisiones que han acabado tomándose han sido otras", completa Mario.

A pesar del decepcionante final de curso, Mario González valora "muy positivamente" la que ha sido su primera experiencia futbolística en el extranjero. El burgalés sufrió tres lesiones que le llevaron a perderse 10 partidos de Ligue 2, pero acabó contribuyendo con tres goles que significaron seis puntos a favor del Clermont. "Me adapté muy rápido y, aunque las lesiones me cortaron el ritmo, desde enero me siento súper bien. Estoy a un gran nivel y, aunque es una pena que no pueda seguir demostrándolo, trabajaré para hacerlo mucho mejor el próximo año", valora un Mario sorprendido por el nivel de la Ligue 2: "Es una competición muy interesante. Tiene gran cantidad de jugadores jóvenes con muchísimo potencial. Me sorprendió. Nunca pensé que fuera tan competitiva".