MUERE MICHAEL ROBINSON

Sammy Lee: "Michael tenía una personalidad enorme"

Sammy Lee (Liverpool, 1959) jugó de volante para el Liverpool de 1976 a 1986, donde conoció y se hizo amigo de Michael Robinson. Los dos jugaron también para el QPR y Osasuna.

0
Sammy Lee, durante su etapa en el Southampton.
Philip Brown REUTERS

Sammy Lee (Liverpool, 1959) jugaba de volante para el Liverpool de 1976 a 1986, donde conoció y se hizo amigo de Michael Robinson. Los dos jugaron también para el QPR y Osasuna después de salir del Liverpool.

¿Cómo era Michael?

Lo que pasa con Michael es que tenía una personalidad enorme. Cuando él llegó a Liverpool, entró en un equipo muy bueno e hizo una contribución fantástica al club de fútbol, pero, para mí personalmente, él era más que eso. Era simplemente un tipo absolutamente excelente en todos los sentidos y su muerte es una triste, triste pérdida para todo el fútbol.

¿Qué impacto tenía Michael en su carrera?

Cuando terminé mi tiempo en Liverpool como jugador, Michael fue muy, muy importante en mi marcha primero al QPR cuando él estaba allí, y luego, e incluso más importante para mí, a Osasuna en España. Él era crucial en todas esas decisiones mías, y tenía un papel enormemente importante en todo lo que aprendí en la etapa después de Liverpool, tanto como jugador como entrenador.

Así que Michael te ayudaba cuando saliste de Liverpool

Cuando sales de Liverpool no importa a dónde vayas, siempre es difícil. Michael primero ayudó a que esto sucediera porque influyó mucho paraa que yo fuera al QPR y luego en ayudarme a adaptarme a la vida en Londres; fue muy importante porque no fue un momento muy fácil para mí, ni personal ni profesionalmente. Dejar el club que has amado y con el que has estado toda tu vida es un cambio brutal y Michael me ayudaba muchísimo.

¿Cómo fue su tiempo juntos en España?

Él fue excelente conmigo en todo eso —siempre es difícil dejar el club con el que creciste y apoyaste toda tu vida— pero ese momento llega para todos y tanto Michael como su esposa Chris ayudaron muchísimo e hicieron la vida mucho más fácil a mí y mi esposa.

 Después de Liverpool fue la mejor experiencia que tuve como jugador porque conocí una nueva cultura y es donde comenzó mi amor por entrenar, porque tuve la suerte de ir a Osasuna en Pamplona y la gente allí era absolutamente fantástica conmigo y con Michael. Esa fue mi mejor experiencia en el fútbol como jugador después de dejar el Liverpool.

El fútbol lo era todo para Michael

...

Sí, tenía pasión por la vida y el fútbol y creo que toda esta pasión se notaba en la tele, se notaba su conocimiento del fútbol. Lo notaba en cada conversación que tenía con él.

Tras su lesión supo iniciar una carrera en la televisión.

Supo aprovechar lo que le pasó y creó una segunda opción en el mundo de los comentaristas en España, fue amado, y con razón porque le apasionaba. Le encantaba la vida, las partes principales de su vida eran su familia y el fútbol y le apasionaban ambos.

La gente aquí en España está absolutamente devastada...

Es que era un tipo con un gran entusiasmo. Salía de él en todo lo que hacía, tanto en sus días de jugador como en su carrera posterior. Por eso, le quieren en España, sé que de verdad le quieren.