Las Palmas

Aythami Artiles, el capitán que ejerce

El central de Las Palmas fue el ‘padrino’ de Pedri, abanderó la donación de material sanitario, habló de “vergüenza” en Gijón o pidió respeto para Pepe Mel.

Aythami Artiles, el capitán que ejerce
Carlos Diaz-Recio Diario AS

“El primer día estaba ‘cagado’, no sabía ni qué hacer cuando entré al vestuario. Me senté y el primero que vino fue Aythami para decirme que si necesitaba algo hablara con él. Me ha ayudado mucho”. Así resumía este fin de semana Pedri González, en una entrevista para Tiempo de Canarias, su relación con el capitán de la primera plantilla de Las Palmas. Desde el entrenamiento inaugural, Aythami Artiles ejerció de padrino de un pibe de 16 años, apenas un juvenil, que daba sus primeros pasos en terreno profesional.

Ocurre que el central de Arguineguín fue nombrado el pasado verano primer capitán del equipo, funciones para las que está custodiado por De la Bella, Mantovani y otro veterano como Dani Castellano. Su ascendente en vestuario y despachos tuvo su continuidad sobre el césped hasta el parón por el coronavirus, indiscutible como se convirtió bien pronto para Pepe Mel. Hasta la fatídica fecha, acumulaba 25 partidos jugados (todos en los que estuvo sano o libre de tarjetas), siempre titular, y 2.236 minutos en el campo, tercero en las dos categorías, superado en ambas por Pedri y De la Bella.

Precisamente, Artiles fue de los primeros en echarle un capote a Pepe Mel cuando se produjo el relevo en la dirección deportiva, Luis Helguera por Rocco Maiorino, en aquel convulso inicio de marzo en el que incluso, por el italiano, se empezaba a cuestionar al entrenador madrileño. “Estoy encantado con Pepe Mel y su cuerpo técnico. Todo el vestuario tiene buena relación con ellos, y sería una buena noticia para equipo, club y afición que se quedaran al menos un año más. El míster cuenta con la cantera, con los jóvenes, estamos más cerca de ganar que de perder. Creemos en su trabajo desde la pretemporada”, dijo en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.

Con la UD en Primera División y el propio Helguera como secretario técnico, Aythami tuvo que marcharse rumbo a Córdoba. El club no contaba con él. Para el reencuentro, corrección política. "El regreso de Helguera es una decisión del club. No tengo nada que añadir”, dijo este paisano de Silva o Valerón. Pero la petición estaba clara: “Todos estamos para ayudarnos, todos somos importantes. Pido al club que siga como hasta ahora, dejando trabajar al míster en estas magníficas instalaciones”.

Con la dura derrota de Gijón (4-0), último partido antes de que el coronavirus llegara para definitivamente quedarse un buen rato, que además ponía el colofón momentáneo a una racha de 11 partidos sin catar los tres puntos de golpe, Artiles se mostró especialmente contundente en las entrañas de El Molinón. Imposible separar corazón y cabeza: “La segunda parte fue una vergüenza. Como capitán de este equipo y como aficionado no estoy enfadado: estoy avergonzado”. “En el segundo tiempo ni siquiera saltamos al campo. Vinimos aquí pensando que nos valía con jugar solo 45 minutos. Nos toca agachar la cabeza y aceptar todo lo que se nos diga”, insistió. Igualmente, repartió culpas: “No se salva nadie, el que diga que es sólo culpa de la defensa no tiene ni puta idea de fútbol. Es cuestión de los que estábamos en el campo, no de defensa o ataque”.

Trabajando en la sombra, como corresponde en estos tiempos de confinamiento, Aythami abanderó, a través de su Peña, la donación de material sanitario al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, gesto en el que participaron todos los componentes de la primera plantilla de la Unión Deportiva.

Árbitros.

Aythami también se ha despachado a gusto contra los árbitros con motivo del VAR. Tras la dura derrota en casa contra el Fuenlabrada (1-3), alzó bien alto la voz contra esta tecnología en el fútbol: “Ha pitado muy bien y dialogando siempre con nosotros, pero luego es el VAR el que decide. Pero ya lo dije la semana pasada: para nosotros el VAR sigue sin existir. Seguiremos esperando par ver si alguna vez nos cae una a favor”.

Fueron varias ocasiones en las que tomó la palabra. Como tras perder en Cádiz (2-1). “Nos habló (Saúl Ais Reig) con continúa chulería y falta de respeto. Por ello espero que este señor no nos vuelva a dirigir un partido por su actitud hacia nosotros, ya que fue lamentable”, dijo. Y fue más allá: “Espero que no nos vuelva a pitar más. El propio jugador del Cádiz dijo que no era penalti. No se podía dialogar con él. Ya nos pasó con este árbitro el año pasado en Oviedo". Hubo más.

“Nosotros acatamos órdenes, pero somos conscientes de que el fútbol ahora mismo no es importante”, dijo del coronavirus. Mensaje del capitán.