SUDAMÉRICA

Brasil y el tráfico aéreo, un problema para la Copa Libertadores y Conmebol

El máximo organismo sudamericano quiere terminar las competiciones continentales, pero la grave situación que sufre Brasil no ayuda a esto.

Brasil y el tráfico aéreo, un problema para la Copa Libertadores y Conmebol

La Conmebol está en jaque. Hace pocos días confirmó que la intención era reanudar las competiciones continentales a partir de agosto y finalizar tanto Copa Libertadores como Copa Sudamericana, pero esto cada vez se complica más.

El espacio aéreo se encuentra cerrado en casi toda su totalidad y en Argentina, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autorizó ayer a las líneas aéreas a vender de manera anticipada o reprogramar vuelos a partir del 1º de septiembre y establece hasta ese momento únicamente podrán operarse los vuelos por excepción autorizados que tengan fines sanitarios o de repatriación de argentinos, según informó Doble Amarilla.

¿Qué quiere decir esto? Los vuelos no podrán ser habilitados para agosto. En Brasil se vive una situación parecida, por lo que la apertura del espacio aéreo continental no está asegurada. Además, el país brasilero es uno de los países más castigados por el virus a nivel mundial. Hasta el día de hoy 26 de abril, se reportaron en Brasil 59479 casos de infectados, 4062 de muertos y 29160 de recuperados.

Esto lleva a la Conmebol a estar en una situación muy complicada. Para poder reanudar la competencia, tiene que tener el espacio abierto en los 10 países que compiten en la Copa Libertadores y Copa Sudamericana. La gran extensión del continente no ayuda, por lo que se empieza a abrir la posibilidad de que ambos certámenes no se jueguen y queden suspendidos.