ITALIA

La Juventus podría despedir a Higuaín si no regresa a Italia

El delantero valora quedarse en Argentina por el estado de salud delicado de su madre, pero podría rescindir su contrato con la Juve si no regresa a Turín.

El fútbol italiano todavía no tiene una fecha para el regreso a los entrenamientos y, mientras los clubes y las instituciones discuten sobre cómo (y si) volver al trabajo, varios jugadores del Calcio siguen en el extranjero. Uno de ellos es Gonzalo Higuaín, cuyo caso lleva días causando polémica en Italia.

La situación del argentino es complicada: solo le queda un año de contrato y la Juventus lleva meses buscando su heredero. Los nombres que baraja son varios, aunque los que más suenan son los de Mauro Icardi y Arkadiusz Milik. El primero es un viejo objetivo del director deportivo Fabio Paratici y anhela regresar al país transalpino tras su paso por el PSG. Los parisinos deberían desembolsar 70 millones para ejercer la opción de compra desde el Inter, que subirían a 85 si al final el argentino acaba siendo traspasado a un club italiano. El polaco, por su parte, no encuentra un acuerdo para renovar con el Nápoles y Maurizio Sarri estaría encantado con volver a trabajar con él, aunque su agente no le ha cerrado las puertas a una nueva negociación con los azzurri para prolongar.

La actitud de la Juventus, que ya parece considerar al Pipita fuera de sus planes, sería según la prensa italiana una de las razones que le ha llevado a considerar quedarse en Argentina también cuando llegue el visto bueno para regresar a los entrenamientos.

Sobre Higuaín, que vive un momento de preocupación tanto por la situación sanitaria en Italia ante la emergencia COVID-19 como por la enfermedad de su madre, no hay certezas y nade excluye nada. No regresar a Italia podría llevar a dos caminos: buscar un acuerdo para rescindir (el punta tiene varias ofertas, entre ellas la de su River Plate) o llegar a un enfrentamiento con el club, que rechazaría pagarle todos los sueldos que le quedan, alrededor de 10 millones netos.

En los próximos días podría intervenir Maurizio Sarri, con el que el jugador tiene una relación especial (ya trabajaron juntos en Nápoles y Londres): el técnico es el más interesado en arreglar el asunto cuanto antes, sobre todo si al final será posible recuperar los partidos aplazados.

La Juve busca un nuevo delantero centro, pero lo tendría a su disposición para el próximo curso y, en este, el único con el que puede contar es el Pipita. El exmadridista, alternándose con Dybala, estaba teniendo un rendimiento positivo, jugando más para el equipo (como demuestran sus ocho asistencias) y realizando también algún gol (lleva ocho). Renunciar a su talento en el tramo final de la temporada es un desenlace que el mister quiere evitar a toda costa, ya que le obligaría a jugar siempre con la 'Joya' y Cristiano, o a convertir en punta a uno de sus extremos (Douglas Costa, Juan Cudrado y Federico Bernardeschi).

La que acaba de empezar puede ser la semana decisiva: si el Gobierno italiano dará el ok a los entrenamientos, que por fin tendrían fecha, llegará la convocatoria para todos los bianconeri en el extranjero. E Higuaín tendrá que dar su respuesta.

Un mes en Argentina

Gonzalo Higuaín salió de Italia cuando los jugadores y varios empleados de la Juventus estaban en cuarentena después de los positivos por Covid-19 de Rugani y Matuidi. El argentino fue interceptado por la policía pero contaba con un certificado de haber dado 'negativo' y le permitieron salir en un avión privado que no pudo volar directo hasta Argentina y tuvo que hacer escala en Francia y España.

La Juventus autorizó el viaje y ahora, está pendiente de un posible regreso en el que no hay nada claro.

El delantero está meditando su decisión y el club no tiene ninguna respuesta para saber si volverá o no cuando convoquen a los jugadores que están en el extranjero para volver a los entrenamientos. Ante esta situación, Tuttosport plantea tres escenarios de futuro para el punta: regresar a Italia y terminar la temporada, no volver con permiso de la Juventus o sin permiso, quedarse en Argentina y que el club turinés acabe rescindiendo su contrato por incumplimiento del mismo.