MIGRANTES DEL BALÓN

"Cuando pierdes no te miran a la cara; cuando ganas eres Dios"

Tras una década en Segunda B, Diego Peláez decidió probar fortuna en Grecia. Allí ha vuelto a sentirse importante: "Cuando eres feliz el dinero pasa a un segundo plano".

diego peláez trikala españoles extranjero mundo migrantes balon
Tríkala Diego Peláez

Coruxo, Compostela, Cultural, Ferrol, Marbella, Sabadell, Mirandés, Conquense, Teruel... Tras casi una década en Segunda División B, Diego Peláez (Santiago de Compostela, 1989) vio cómo sus opciones de seguir jugando al fútbol en España se agotaban: "Me di cuenta de que mi carrera se estaba empezando a complicar". Desengañado, optó por la vía del fútbol extranjero y Grecia, por curioso que parezca, acabó reordenando su vida: "Me marché a Tríkala y allí volví a disfrutar del fútbol. Recordé lo que es sentirme importante y valorado". Hasta que apareció el COVID-19. Rescindió hace semanas, pero aún no ha podido regresar a España.

¿Cómo va todo por Grecia?

Aquí está todo mucho más tranquilo. Hay menos casos que en España y en Tríkala, donde vivo, no hay ningún contagiado. Intenté regresar a casa haciendo escala en Londres, pero cancelaron los vuelos. Tengo otros billetes para el 2 de mayo, en esta ocasión paso por París. La embajada me ha dicho que no debería tener problemas, así que espero volver a España pronto.

¿Vive solo?

Vivía con un compañero serbio, pero él rescindió antes que yo y pudo irse a Serbia en coche. Desde entonces estoy solo porque la mayoría de mis compañeros son griegos, pero no de Tríkala. Se han ido a sus ciudades. La situación es frustrante. Cuando tienes trabajo no importa estar solo porque estás haciendo lo que te gusta. Ahora no tengo ni con quién hablar durante el día. Se hace pesado, pero espero que ya quede poco para regresar a casa.

¿Cómo mata el tiempo? ¿Qué tienen permitido hacer en Grecia?

Aquí podemos salir a pasear y a correr un poco. Si quieres hacer deporte, ir a la farmacia o al supermercado tienes que mandar un mensaje de texto y te contestan con el permiso para salir. Tienes un tiempo limitado, aunque, siendo sincero, no sé lo que pone porque está en griego. Es por si te para la policía. También tengo que llevar encima el pasaporte.

"En España ya estaba encontrando dificultades para encontrar equipo"

Diego Peláez

¿Alguna vez le han negado el permiso para salir?

No, la contestación es prácticamente automática y siempre positiva. Yo sé que me dan el visto bueno porque viene en verde. No entiendo mucho más.

Rescindió hace unas semanas y está en un país extranjero y sin ingresos. ¿Cómo lo lleva?

Llegué a un acuerdo de rescisión y me dieron todo lo que me correspondía esta temporada. El club ya estaba teniendo algunos retrasos y preveía que igual más adelante sería difícil cobrar. Les expliqué que quería volver a España con mi familia y no pusieron ningún problema. Pensé que podría viajar... Ahora estoy en un piso alquilado. El casero me está haciendo una pequeña rebaja.

¿Cómo fue marcharse a Grecia después de tanto tiempo en Segunda B?

Difícil. Estuve nueve temporadas en Segunda B. Viví grandes momentos, como cuando marqué el gol que le daba la liga al Mirandés y disputamos contra el Mallorca el 'play-off' de ascenso a Segunda. Pero últimamente ya estaba teniendo dificultades para encontrar equipo. Con el Conquense firmé el último día del mercado, luego descendí con el Teruel... Mentalmente no estaba bien. Me di cuenta de que mi carrera se estaba empezando a complicar. Entonces me apunté a AFE. Me decían: '¿Qué haces tú aquí?'. Pero allí estaba, sin equipo. A través de un amigo, Pablo Gállego, hice contactos en Grecia y surgió la oportunidad de ir al Tríkala, que estaba en Tercera. Las condiciones me sorprendieron para bien y me fui. Se ha fastidiado todo un poco por el coronavirus, pero la temporada me ha ido bastante bien.

Grecia también es una lotería... ¿Se informó sobre el club al que iba?

En Grecia tienes que tener un poco de suerte y acertar con el sitio al que vas. Yo vi que el Tríkala era un club que históricamente había estado en Segunda. Que estuviera en Tercera me tiraba para atrás, pero la tercera categoría también es profesional. Encima hace poco estuvieron aquí Ximo Navarro o Javier Balboa. Me hablaron bien del club y me animé a vivir una nueva experiencia. Me volvieron a salir bien las cosas. Volví a disfrutar del fútbol y recordé lo que es sentirme importante y valorado. Y eso es lo que nos importa a los futbolistas. Cuando eres feliz el dinero pasa a un segundo plano. Valoro la experiencia muy positivamente. También me ha servido para aprender inglés y mejorar en muchos otros aspectos de la vida.

Diego Peláez, durante un partido del Tríkala en la Tercera División griega.

La temporada tuvo que paralizarse, pero dejó al equipo a un punto del ascenso matemático a Segunda.

Tal cual. Antes de rescindir, el club me transmitió que era muy difícil que se volviera a jugar. Por eso forcé para arreglar el papeleo cuanto antes. Pero últimamente me llega que igual se juegan las tres jornadas que faltan en una semana: sábado, miércoles y domingo. No es nada oficial. Mi presencia tampoco es trascendental. Solo falta un punto. Está hecho.

¿Valora volver a Grecia cuando todo regrese a la normalidad?

Sí. Me ha ido bien y es muy probable que vuelva a Grecia. Aún es pronto, porque se habla de que van a reformar las categorías de nuevo y habrá que ver cómo queda todo. Igual hay dos grupos en Segunda. Quiero esperar y ver si tengo alguna oportunidad de jugar incluso en Primera. Lo voy a intentar. Lo que sí que descarto es regresar a España para jugar en Segunda B.

¿Tampoco descarta volver al Tríkala?

No, porque ya en diciembre me ofrecieron renovar y siempre me han transmitido que estarían encantados de que volviera. Hablaremos cuando se decida todo. Ahora es una tontería porque está todo en el aire. Están a un punto del ascenso, pero aún no saben en que categoría van a jugar la próxima temporada.

Ya habrá otros equipos griegos detrás de su fichaje...

En el mercado de enero ya tuve alguna propuesta de Segunda, pero me he precipitado otras veces en mi carrera y, como estaban saliendo bien las cosas, me sentía importante y el míster confiaba mucho en mí, decidí continuar en Tríkala. Tampoco hay mucha diferencia entre la Segunda y la Tercera División griega. Ni siquiera entre los de Tercera y los de perfil bajo de Primera. En España, entre un Segunda B y un Primera la diferencia es abismal. Aquí no. El nivel, en algunos casos, es prácticamente el mismo.

"Quieren que cojas el balón, te vayas de siete y marques un gol por la escuadra. Eso solo hace Messi"

Diego Peláez

Entonces, ¿esperaba un nivel más bajo?

Me esperaba un nivel mas bajo, pero me he encontrado jugadores espectaculares. Tengo un compañero, Georgios Niklitsiotis, que jugó Champions con Ernesto Valverde en el Olympiacos. La Tercera División aquí es profesional y solo hay un grupo con 14 equipos como Veria o Egaleo, con presupuestos espectaculares. Eso sube el nivel. En España, por ejemplo, en la misma categoría son 80 equipos...

¿Cómo es jugar en Grecia? Los griegos son de extremos...

Totalmente. Son gente muy pasional, para lo bueno y para lo malo. Encima el extranjero siempre tiene un contrato más alto y la exigencia es muy grande. Esperan que cojas el balón, te vayas de siete y marques un gol por la escuadra. Sabemos que eso lo hace Messi y poco más. Y menos aquí, que el campo está seco. Pocas veces riegan y así es todo más difícil. En general son muy pasionales. La derrota es una catástrofe, parece que se va a acabar el mundo y no te miran ni a la cara, y en la victoria eres Dios. Te llaman 'peiktara', que es como se dice jugadorazo aquí. Hay que saber llevarlos y aprender a lidiar con todo eso. Recuerdo un partido que fallé un penalti en el 90. Esa semana fue difícil. Luego juegas bien y se olvidan de todo. Hemos ido líderes todo el año y tienen que estar contentos.

¿Cómo vería que en España, como en Grecia, también hubiera un único grupo en la tercera categoría?

Creo que sería positivo que se formara una liga más competente con menos equipos. La League One y la 3. Liga alemana son espectaculares. En España estamos a años luz de eso. Le daría mas valor a la tercera categoría del fútbol español, aunque para muchos jugadores sería la muerte. Los que no tengan cabida pasarían a jugar en la cuarta categoría, y si Segunda B ya es un pozo... Dile tu a cualquier director deportivo extranjero que la Cuarta División de España tiene buenos jugadores. Yo recuerdo hacer grandes temporadas, estar al borde del ascenso y creer que podría llegar a jugar en Segunda, pero no pude. Piensas: '¿Qué tengo que hacer para que me den media hora y demostrar que puedo jugar en Segunda?'. Es una lotería.