MIGRANTES DEL BALÓN

La gran apuesta de Xabi Auzmendi

La falta de ofertas le empujó a aceptar una propuesta de la Primera División armenia, donde ha crecido como futbolista: "Ojalá todos fueran como él".

xabi auzmendi españoles extranjero migrantes balon armenia
Xabi Auzmendi

Tras tres años perteneciendo a la Real Sociedad, Xabi Auzmendi (Lazkao, 1997) vivió en 2019 uno de los veranos más difíciles que recuerda. Los 'txuri-urdin' no renovaron su contrato y las ofertas de otros clubes brillaban por su ausencia. "Fue muy complicado", recuerda el centrocampista vasco. Pero todo cambió cuando surgió la propuesta del Lori FC, un equipo modesto de la Primera División armenia. "Vi que había otros españoles y no me lo pensé dos veces. Siempre había tenido ganas de jugar fuera, pero nunca imaginé que mi primera aventura en el extranjero fuera a ser en Armenia", desvela Auzmendi, quien ya ha olvidado por completo las malas sensaciones del pasado mercado estival: "Llegó un momento en el que no podía más y decidí jugármela. Ahora estoy muy a gusto; soy feliz".

"Lo mejor es que no ha tocado techo"

David Campaña, entrenador del Lori FC

Xabi Auzmendi se lanzó a una piscina en la que, seis meses después, se mueve como pez en el agua. "Cuando llegó me pidió automatismos, pero le dije que no se encorsetara, que se moviese con libertad y disfrutara. Desde entonces es un jugador clave en el equipo. Destaca en el pase ya sea en corto o en largo, tiene un juego aéreo espectacular y un remate muy potente. Es un jugador con un potencial brutal. Zurdo, pero que maneja ambas piernas. Lo mejor es que no ha tocado techo", analiza David Campaña, su entrenador en Vanadzor. Con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, el Lori llegó a liderar la clasificación, aunque el parón provocado por el coronavirus le sorprendió tercero, en puestos europeos. "Es una liga muy competitiva, pero noto la confianza del entrenador y los compañeros y eso hace que me sienta libre. Estoy muy a gusto, aunque sé que aún tengo mucho margen de mejora", valora Auzmendi.

Seis meses después de marcharse a un país del que no conocía nada –"no sabía ni cómo eran las instalaciones del club"-, Xabi Auzmendi exalta el fútbol extranjero como alternativa a "un pozo del que es muy difícil salir" como la Segunda División B: "Aquí el nivel es parecido, pero estás jugando en Primera División y si haces una buena temporada puedes ir a Europa. Además, si personalmente lo haces bien se te abren un sinfín de posibilidades. Habrá quien piense diferente, pero considero salir al extranjero una opción muy interesante". Y el gusanillo pica: "Cuando la primera experiencia es buena, las ganas de seguir fuera aumentan. No tengo ninguna necesidad de volver a España. En el futuro pensaré en buscar algo más ambicioso, probar otras ligas...".

Auzmendi celebra un gol con el Lori.

Su presente, sin embargo, sigue en Vanadzor, una ciudad de 90.000 habitantes en la que verle jugar al fútbol es gratis. "El club está remodelando su estadio y, mientras tanto, jugamos donde entrenamos. No va mucha gente, y eso que la entrada es libre", descubre Auzmendi, quien se ha topado con un fútbol "de nivel" en Armenia: "La gente tiene una concepción mala sobre el fútbol en otros países, pero lo cierto es que es el deporte más practicado en casi todo el mundo. Aunque los mejores futbolistas estén en España, en toda Europa hay nivel. En España tácticamente los equipos están mucho más trabajados, pero aquí el fútbol es fuerte, muy agresivo, y eso lo complica todo. Les falta la educación futbolística que tenemos nosotros". El centrocampista vasco ha probado en todas las líneas este curso. "Menos de portero, central y lateral derecho, esta temporada ha jugado en todas las posiciones. Se adapta perfectamente a cualquier zona del campo, aunque es en la elaboración del juego donde más marca la diferencia. Ojalá todos fueran como él", analiza Campaña. Parece complicado que la apuesta de Xabi Auzmendi no termine siendo ganadora. El futuro, como la camiseta del Lori, ahora es verde esperanza.