LAS PALMAS

Desconfianza en el vestuario de Las Palmas por la vuelta a la competición

Ante el planteamiento de La Liga de llevar a cabo la semana que viene el protocolo de vuelta a los entrenamientos, algunos jugadores no se muestran partidarios a ello.

Desconfianza en el vestuario de Las Palmas por la vuelta a la competición
CARLOS DIAZ-RECIO DIARIO AS

Si hay voces indicadas para hablar en nombre de la plantilla esas son las de dos pesos pesados como son el capitán Aythami Artiles y Alberto de la Bella. Ambos futbolistas de jerarquía han declarado recientemente que no ven del todo clara la vuelta a la normalidad de la competición bajo las condiciones propuestas por La Liga.

"Soy partidario de jugar lo que resta de temporada, pero veo muy precipitado las fechas que estoy escuchando, porque creo que deben pasar algunos meses para que eso ocurra. Por ejemplo, nosotros cuando jugamos fuera estamos dos noches en hoteles, además del traslado de avión, con lo que pienso que todavía tendrá que transcurrir más tiempo para que se vuelva a jugar", dijo el defensor catalán en la Cadena Cope contrariado con los plazos propuestos.

Por otro lado, Artiles se mostró más contundente en una entrevista al diario Tiempo de Canarias en la que confiesa que “me preocupan muchas cosas que se irán solucionando y ya se irá viendo lo que pasa, pero lo primero es la salud de mi gente. Quiero asegurarme de que ellos estén bien y ya luego nos vamos a la otra parte”.

Además, fue directo al afirmar que “ahora mismo, nuestra pelea y nuestra lucha es otra. Es cierto que hay gente que puede ver el fútbol como un entretenimiento y puede hacer que la gente pase mejor el tiempo viendo a su equipo o viendo partidos de fútbol, pero ahora mismo nosotros somos los menos importantes. Nosotros no estamos a favor de entrenar y jugar cuando está muriendo muchísima gente con muchísimos contagios en las calles, pero bueno, hay un dato importante que es el tema económico. Al final parece que se va a reiniciar. La salud para algunos no es tan importante como para otros. Nosotros acatamos órdenes, pero somos conscientes de que el fútbol ahora mismo no es importante”.