EIBAR

Futbolistas y técnicos del Eibar bajan su sueldo hasta un 15%

La plantilla ha acordado con el club un ajuste económico por si la Liga no se reanuda por el coronavirus. Se prevé un recorte del 2% si vuelve la competición. Evitan un ERTE a 200 empleados.

Los jugadores del Eibar en formación
Ion Alcoba Beitia DIARIO AS

Futbolistas y técnicos del primer equipo masculino del Eibar han acordado con el club bajarse su sueldo hasta un 15% en el caso de que la liga no se reanude por el coronavirus, según informó el viernes la entidad guipuzcoana de Primera División.

En caso de que la actual temporada (2019-2020) se retome en las próximas semanas, la plantilla (jugadores y todo el cuerpo técnico dirigido por el entrenador José Luis Mendilibar) verá rebajada su retribución sólo un 2%, por lo que casi cobraría lo mismo que si no se hubiera parado la competición.

El consejero delegado (Jon Ander Ulazia), el director deportivo (Fran Garagarza) y el secretario técnico (Mikel Martija) se suman a este pacto, con lo que demuestran que la 'familia azulgrana' sigue unida hasta en los malos momentos, cuando toca 'apretarse el cinturón'.

La crisis sanitaria, económica y social que ha provocado el COVID-19 en todo el mundo, ha llevado al Eibar a tomar esta dolorosa decisión con el consenso de la plantilla para minimizar el impacto económico en la entidad eibarresa.

Lo más importante es que esta entente permitirá al club azulgrana evitar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que podría haber afectado a los 200 trabajadores del Eibar.

El acuerdo se ha alargado durante las últimas semanas, pero al final lo positivo es que se ha producido una 'fumata blanca' tras una larga espera en la que las dos partes han estado negociando, hasta que al final se ha llegado a un acuerdo.

El Eibar mostró su "agradecimiento a todas las personas que han acordado la reducción de sus retribuciones. En una situación tan compleja como la actual, estas medidas hacen posible que no se vean afectados otros trabajadores de la entidad; y que el club pueda seguir llevando a cabo la labor social que le caracteriza, con medidas concretas de ayuda a terceros, como viene desarrollando este último mes en hospitales, residencias y colegios".

El club envió "un mensaje de ánimo a la afición armera y a toda la sociedad en general. Damos las gracias por todos los mensajes de agradecimiento y apoyo recibidos por distintas vías. Con la ayuda y la solidaridad de todos, saldremos adelante".

37 millones de gasto en personal deportivo

El Eibar presupuestó para la presente temporada (2019-2020) un gasto de 37 millones de euros (37.695.500) en personal deportivo, lo que supone un 70% del total de gastos previstos, de 53 millones (53.094.000). O lo que es lo mismo, dos de cada tres euros que pensaba gastar el club, iba a parar a los bolsillos de los futbolistas y miembros del cuerpo técnico, incluyendo a los entrenadores, preparadores físicos, fisioterapeutas, etcétera. Esta cantidad (37 millones) para el presente ejercicio es muy superior al de la pasada campaña (27 millones), por lo que en un año se iba a incrementar en 10 millones.

En pagar al resto de los empleados azulgranas (en total 200) sólo está previsto un desembolso de dos millones (2.654.000), lo que representa un 4% respecto al total de gastos presupuestado (53 millones).

Por este motivo, el recorte económico debía hacerse en el personal deportivo -quienes más cobran-, y no entre los trabajadores más humildes en materia de sueldos.

El Eibar tiene una economía sana

LaLiga (patronal de clubes profesionales) instó a principios de abril a los equipos a iniciar un ERTE de reducción de jornada. El Eibar lo descartó al poseer una economía sana. Es el segundo club que menos deuda neta tiene (en 'caja' posee más de 40 millones de euros), sólo por detrás del Athletic Club (187 millones), con datos a junio de 2019.

Para la presente temporada la entidad azulgrana había presupuestado un beneficio de 20 millones, antes de que la epidemia mundial (pandemia) paralizara casi toda la actividad deportiva, económica y social. Ello provocó que rápidamente declararan un ERTE el Alavés, el Barcelona, el Atlético de Madrid y el Espanyol, sin esperar a llegar a un consenso con su plantilla.

La AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) ve más coherente que los futbolistas se rebajen el sueldo para no afectar a todos los trabajadores de una entidad deportiva, y porque estaría mal visto que el fútbol de élite acepte dinero público para pagar a jugadores profesionales.

La clave es el porcentaje de disminución de los sueldos. En muchos acuerdos que se han alcanzado en Primera División, los futbolistas se rebajarían un 20% los salarios en caso de no reanudarse la competición (es el caso de la Real Sociedad, mientras que es un 17% en el del Athletic Club). En cambio, en la mayoría de pactos entre clubes y jugadores en la máxima categoría la 'quita' sería del 10% si continúa la liga a puerta cerrada.

Respecto a estas cifras, salen beneficiados los futbolistas azulgranas, que deberían 'rascarse el bolsillo menos (en porcentaje) que otros compañeros de clubes más poderosos. Es la ventaja de militar en el Eibar, un club que cumple con lo que promete. Y cuando no puede, acuerda con los jugadores y técnicos una rebaja económica pequeña para evitar males mayores a la globalidad de una entidad modesta (en Primera División) pero honrada.