BARCELONA

El Barça hará cinco controles a sus jugadores antes de arrancar

Los jugadores tendrán que superar una serie de pruebas, entre ellas test de coronavirus, para recibir el OK y así poder empezar las sesiones individuales en la Ciutat Esportiva.

El Barça hará cinco controles a sus jugadores antes de arrancar
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

El Barcelona está trabajando a contrarreloj para tener todo preparado de cara al día que el Gobierno inicie la fase de desescalonamiento y se acuerde por parte de La Liga y la RFEF el regreso a la actividad deportiva. As ha tenido acceso al protocolo que se entregará a los propios futbolistas del primer equipo sobre cómo se desarrollará la primera fase del operativo. Es decir, el regreso de la actividad en la Ciutat Esportiva. Para empezar, los jugadores irán llegando el primer día de forma individual y escalonada a las instalaciones del club, según un horario preestablecido que recibirán por parte del delegado unos días antes. El primer contacto con el futbolista consistirá en una entrevista personal con el jugador donde estará un miembro de los servicios médicos y un preparador físico. En la reunión se concretarán las pautas que ha ido siguiendo el jugador durante el confinamiento y los resultados que ha ido entregando semanalmente para realizar una primera conclusión.

Después de la entrevista, se le realizará una medición de la composición corporal. Es decir, el índice de grasa en el cuerpo, como primera valoración concreta sobre los efectos que ha tenido el confinamiento en el cuerpo. También se someterá a un control de metabolismo aer y ana (MAS-ASR), básicamente un test de coronavirus y de anticuerpos. Este tipo de controles se realizarán de forma periódica y sistemática durante lo que resta de temporada, tanto a los jugadores como al resto del staff de la plantilla.

Tras estos tres primeros pasos, el futbolista realizará una prueba de carrera continua con sprints, donde se le colocará un chaleco de GPS para controlar todas sus variables, sobre todo a nivel cardiovascular. Y por último, se le realizará un test de fuerza,con trabajo dinámico e isométrico, con especial atención a la cadena posterior. Es decir, al estado de los isquiotibiales. Si se supera con éxito estos cinco controles, el jugador podrá ya incorporarse a partir del día siguiente a la actividad en la Ciutat Esportiva, entregándole además una bolsa con la equipación deportiva que utilizará en la próxima sesión, siempre teniendo en cuenta que la primera semana será un entrenamiento individualizado, como así marca el protocolo que ha distribuido LaLiga a los clubes.