Barcelona

Quique Setién muestra su lado más solidario

El técnico del Barcelona es el padrino de la decimosexta edición de Relatos Solidarios del Deporte, que a causa del coronavirus aplaza su salida al 23 de julio.

La imagen simpática de Quique Setién posando como un payaso.

El coronavirus ha aplazado la fiesta del libro y con ella, la salida del tradicional volumen de Relatos Solidarios del Deporte, una obra benéfica que periodistas deportivos publican desde hace 16 años consecutivos apadrinados por una figura del deporte, este año era el turno de Quique Setién, con el fin de entregar la totalidad de lo recaudado cada año a una entidad benéfica.

Este año el libro era especial para todos los que lo confeccionan, porque es un libro de fotografías cedidas gratuitamente para homenajear a Fernando Zueras, fotógrafo de AS, y Carlos Pérez de Rozas, fallecidos el año pasado. Lamentablemente, hace poco también nos dejaron los fotógrafos Francesc Casals y Miguel Moreno, a los que también se homenajeaba en esta edición cuyos beneficios irán destinados al colectivo Pallapupes, los payasos solidarios que acuden a las plantas de pediatría de los hospitales para alegrar a los niños internados.

Quique Setién accedió a la petición del colectivo de periodistas para posar con una nariz de payaso, tal y como hizo Guardiola en su día a favor de Payasos sin Fronteras, y escribir el prólogo de la obra en el que dice que “a partir de ahora asumo la responsabilidad de mi cargo público como altavoz para evitar la crispación y las tensiones que nos circundan cada día y poder ser un poco más felices. Y para eso necesitamos que no haya un solo payaso triste. Esos niños que ocuparán nuestro lugar recordarán el resto de sus vidas cada una de vuestras sonrisas. Y no hay mayor motivo ni estímulo que la sonrisa de un niño para dejar un futuro mejor”.

Explica Setién que “el fútbol lo era todo hasta que las noticias sobre la pandemia de coronavirus acabaron de golpe con las dudas y la realidad nos recluyó en casa un tanto angustiados (…) Esta maravillosa invitación para formar parte de este consolidado proyecto solidario llega en el momento preciso, primero porque me ha removido la conciencia desde el momento que empecé a leer todos los prólogos que me han precedido y también porque nos recuerda lo que somos realmente y el corto tiempo que vamos a estar por aquí.”.