LEGANÉS

La portería, nido de dudas para el próximo mercado del Leganés

Sólo Cuéllar tiene contrato en vigor para la temporada que viene. Los pepineros tienen opción sobre Soriano, pero hay dudas. Si hay que fichar, se buscará máxima competencia.

La portería, nido de dudas para el próximo mercado del Leganés
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Mira el Leganés al futuro con el respiro de tener atadas en corto sus inquietudes inmediatas. Cerrado el acuerdo con los jugadores sobre los recortes salariales (queda la firma y que se haga oficial), quedan preocuparse de otros asuntos. La elaboración de la plantilla para la próxima temporada es una de ellas. Con sólo 10 jugadores en propiedad, necesitarán los pepineros blindar varias posiciones. La delantera sea quizá la más acuciante. Pero también la portería ocupa, aunque no preocupa. Al menos por ahora.

Iván, el Pichu, Cuéllar tiene contrato con los blanquiazules hasta el 30 de junio de 2021. Le resta un curso más de contrato y parte, salvo que reciba ofertas inesperadas, con la premisa de que será pieza fija. Seguro en Primera. Veremos si en Segunda. Jugador fundamental en los planes de todos sus entrenadores, ha demostrado que es guardameta para la élite.

Con él, los pepineros compiten más seguros. A sus 35 primaveras (hará 36 en mayo), Pichu es baluarte al que le podría tentar la idea de perpetuarse entre los mejores. No sería de extrañar. La categoría en la que compita el Lega podría ser fundamental en sus anhelos.

La alternativa de Juan Soriano

Más allá de esta situación el vacío en la portería de Butarque. Porque el Leganés no tiene más porteros con contrato para el curso que viene. Juan Soriano, cedido por el Sevilla, posee una opción de compra, eso sí. La cuantía no ha trascendido y al sur de la capital deberán evaluar si desean continuar con el sevillano en sus filas.

De nuevo la categoría en la que compitan los pepineros será clave. En Primera quizá surjan más dudas, toda vez que su campaña, como la de todo el equipo, ha lucido más sombras que luces. Los problemas de Pichu y sus ausencias le han hecho enfundarse el escudo del laurel en 14 partidos, bastantes si se comparan con los escasos siete que compitió Lunin la temporada pasada o los diez de Champagne un año antes, en el que lo jugó todo en Copa (ocho partidos) hasta las semifinales.

Eso sí, en Butarque creen que, a sus 22 años, Soriano aún tiene recorrido para crecer y madurar como arquero. De ahí las dudas. Será uno de los debates que tengan que afrontar en los despachos en las próximas semanas.

Disparar la competencia

Si el Leganés se decide por no darle continuidad, deberá firmar al menos un guardameta que, además, sea de las máximas garantías. Un candidato firme a la titularidad. Como se ha demostrado esta temporada, frente al riesgo de lesiones en la meta, hace falta un guardarredes que no acompañe a Cuéllar, sino que le plantee una competencia máxima e incluso invite a la duda en la meta.

Cabe recordar que, hace dos veranos, el del fichaje de Pellegrino por los pepineros, el Leganés flirteó con Iago Herrerín, guardameta que ya estuvo en las filas del Leganés en la temporada 2016-2017 por la lesión de Serantes. Finalmente la marcha de Kepa Arrizabalaga al Chelsea frenó cualquier opción de retorno. La intención del Lega era disparar la competencia en la meta. Algo similar podría suceder esta temporada, de nuevo siempre.