INGLATERRA

La Premier valora el fútbol en abierto para evitar reuniones multitudinarias en casas

A petición de Oliver Dowden, secretario de Cultura, la Premier League valora esa medida que debería ser negociada con los operadores de pago que tienen los derechos.

Una imagen aérea de Anfield, el estadio donde el Liverpool juega sus partidos de la Premier.
Christopher Furlong Getty Images

La Premier podría regresar en junio, si la epidemia de coronavirus lo permite, y las autoridades ya piensan en los posibles escenarios que se puedan dar en ese momento cuando, todo hace indicar, que la competición podría retomarse sin público en los estadios. Eso provocará audiencias masivas a través de la televisión y, en ese sentido, Oliver Dowden, secretario de Cultura, le ha transmitido a la Premier su preocupación sobre las medidas de distanciamiento que seguirán en curso durante bastante tiempo. Sky Sports y BT Sport son las plataformas de pago que emiten la liga inglesa. Si no hay público en los estadios se incrementará aún más el seguimiento por televisión y Dowden quiere evitar situaciones de riesgo.

Prevé reuniones multitudinarias de amigos en casas, ya que no todo el mundo tiene acceso a esos canales de pago lo que sería un caldo de cultivo para nuevos contagios. En ese sentido, Dowden ha explicado que le ha presentado a la Premier una propuesta. No es otra que ofrecer en abierto algunos o todos los partidos de la competición para evitar esas aglomeraciones. No es algo fácil. "He planteado ese desafío a la Premier en las conversaciones que hemos mantenido, si la competición vuelve a puerta cerrada y el público en general no puede tener acceso a él tenemos sobre la mesa varias opciones creativas, y esa es una de ellas a considerar, y así lo ha reconocido la Premier", esgrime Dowden.

Pero el principal obstáculo sería alcanzar algún tipo de acuerdo con Sky Sports y BT Sport, los canales de pago que ofrecen la liga y que pagan una cantidad enorme de dinero a los clubes cada temporada. La idea se ha hecho extensible también a Escocia, donde también se ha  advertido que los partidos a puerta cerrada generan el peligro de reunir a los seguidores fuera del campo, lo que sería terreno abonado para la propagación del coronavirus.