ESPANYOL

El ‘Divino’ estreno del adolescente Ricardo Zamora

Tenía 15 años cuando debutó, con un Madrid-Espanyol, el 22 de abril de 1916. Su padrastro tuvo que darle permiso y su madre, que improvisarle unos pantalones.

El ‘Divino’ estreno del adolescente Ricardo Zamora
Archivo Jordi Puyaltó

Pere Gibert ‘el Grapas’, el primer gran portero del Espanyol, no podía viajar para un doble compromiso amistoso contra el Real Madrid en el campo de la calle O’Donnell. Así que el club perico, que en aquellos tiempos no contaba con cantera (pronto llegaría) ni con lo que ahora llamarían el fondo de armario, tuvo que recurrir a un guardameta externo. Y acabó optando por uno de 15 años. Así comenzaba, un 22 de abril de 1916, la leyenda de Ricardo Zamora.

El ‘Divino’, ‘Il Miraculoso’, debutó siendo un adolescente. El tesorero del Espanyol, José María Tallada, había tenido que pedir su cesión para esos dos partidos al presidente del Universitari, donde militaba Zamora, y sobre todo, a su padrastro, que no veía con buenos ojos que se dedicase al fútbol. Lo consiguió. Con el tiempo justo para que su madre le cosiera una especie de extensiones que convirtieran sus pantalones cortos de chaval, lo que era, en unos largos con los que viajar a Madrid en tren. También serían propios esos jerséis de lana que luce en las míticas fotografías en las que aparece en los primeros compases de su carrera.

“De portero ha debutado un chiquillo, que se llama Zamora, que ha parado las pelotas que le han tirado con todos los estilos imaginables con la misma facilidad que si se bebiera un vaso de agua”, registraba la crónica de ‘España Sportiva’ sobre aquel 1-1 (no pudo ser cero a cero, a pesar de estar Zamora de portero) del día de su debut. Ya no estuvo Zamora en las celebraciones que se produjeron a la vuelta de la capital, pero sí ese verano de 1916, en que comenzó a jugar ya asiduamente con el Espanyol. Se fraguaba una carrera universal que comenzó tal día como hoy.

Zamora despeja un balón con el puño.


FICHA TÉCNICA

Real Madrid: Bertrán de Lis; Erice, Gómez de la Serna; Zabalo, René Petit, Alfonso Bilbao; Casanova, Castellví, Santiago Bernabéu, Juan Petit y Espinosa.

Espanyol: Zamora; Sampere, Pakán Armet; Juanico, Lemmel, Alvarado; González, Usobiaga, Ventura Vergés, López y Urgell.

Árbitro: Carlos Dieste.

Goles: 1-0, Bernabéu. 1-1, Usobiaga. Según las crónicas, el Espanyol lanzó fuera un penalti voluntariamente.