CORONAVIRUS

Coronavirus: uno de cada diez jugadores dice estar deprimido

Un sondeo realizado por FIFPro dice que "el 22% de las jugadores y el 13% de los jugadores informaron haber tenido síntomas compatibles con la depresión".

Coronavirus: uno de cada diez jugadores dice estar deprimido
GLYN KIRK AFP

La crisis global del coronavirus y el confinamiento al que ha empujado la pandemia está afectando psicológicamente a toda la población. El goteo del número de fallecidos, la preocupación por la situación, la incertidumbre que esta genera de cara al futuro, el no poder salir de casa… Muchas variables que están causando cuadros de ansiedad y depresión en una parte de la sociedad. Los futbolistas no se libran de padecer este tipo de cuadros. Una encuesta realizada para FIFPro, el sindicato mundial de jugadores, reveló este lunes que más de uno de cada diez dijeron que estaban experimentando síntomas depresivos debido al período actual de inactividad.

FIFPro reunió las opiniones de unos 1.600 futbolistas (1.134 hombres y 468 mujeres) que juegan en Australia, Bélgica, Botswana, Dinamarca, Inglaterra, Finlandia, Francia, Irlanda, Malta, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Escocia, Sudáfrica, Suiza y Estados Unidos. El sondeo fue realizado del 22 de marzo al 14 de abril. Según sus resultados, "el 22% de las jugadores y el 13% de los jugadores informaron haber tenido síntomas compatibles con el diagnóstico de depresión". El 18% de las jugadoras y el 16% de los jugadores preguntados también afirmaron haber sufrido un estado de "ansiedad generalizada". La encuesta encontró que el porcentaje de jugadores que informaron de estos síntomas fue significativamente mayor entre aquellos preocupados por su futuro en la industria del fútbol. “En una encuesta separada de 307 jugadores, con una edad media similar, en diciembre y enero, antes de que se suspendieran la mayoría de las competiciones de fútbol, el 11% de las jugadoras y el 6% de los jugadores informaron sobre síntomas relacionados con un diagnóstico de depresión”, publicó el sindicato de jugadores, que realizó el sondeo con el Hospital Universitario de Amsterdam.

"Estas cifras muestran que ha habido un fuerte aumento en los jugadores que sufren síntomas de ansiedad y depresión desde que el coronavirus cerró el fútbol profesional, y me temo que este también es el caso de toda la sociedad, que se enfrenta a una emergencia sin precedentes debido a COVID-19. En el fútbol, de repente, los jóvenes tienen que lidiar con el aislamiento social, la suspensión de su vida laboral y las dudas sobre su futuro. Algunos pueden no estar bien equipados para enfrentar estos cambios y los alentamos a buscar ayuda de una persona en la que confíen o de un profesional de la salud mental”, manifestó el Dr. Vincent Gouttebarge, director médico de FIFPro.

Para FIFPro, la preocupación por la salud mental de los jugadores no debe utilizarse como argumento para reanudar las competiciones lo antes posible. "Si presionamos a los jugadores para que se les devuelvan a un entorno en el que puedan sentir que su seguridad está en riesgo, aumentaría su ansiedad y preocupación", dijo Jonas Baer-Hoffmann, secretario general de FIFPro.